El acceso a la vivienda siempre ha constituido y constituye uno de los principales problemas y preocupaciones de la sociedad. Para una parte de la ciudadanía, acceder a una vivienda, ya sea en propiedad o en alquiler, sigue siendo muy complicado y comprueban, en más ocasiones de las deseadas, como a pesar de los esfuerzos económicos no logran encontrar una alternativa viable y digna para hacerlo realidad.

Esta situación hizo que, en el año 2003, se creara la Empresa Municipal de la Vivienda de Rivas Vaciamadrid (EMV) con el objetivo de proporcionar viviendas de calidad a un precio justo para los vecinos y vecinas de nuestra ciudad, llegando a convertirse, durante años, en un referente de modelo de vivienda pública municipal en la Comunidad de Madrid. Una Empresa Municipal de la Vivienda de la que los socialistas nos sentimos muy orgullosos de haber sido copartícipes de su creación y puesta en marcha, así como del desarrollo de los primeros planes de vivienda, que hicieron de la EMV una herramienta eficaz para la emancipación de muchos jóvenes de nuestra ciudad.

Pero desde hace años, los socialistas veníamos advirtiendo, que la situación había cambiado y que era necesario un cambio de modelo en el que la apuesta mayoritaria no fuesen las viviendas en propiedad, sino que se debía apostar por las viviendas en alquiler, en un momento en el que la hipoteca era uno de los principales problemas para el acceso a una vivienda. Muchos jóvenes de nuestra ciudad vieron frustrado su proyecto de emancipación, se quedaron en el camino, debido a que la temporalidad, precariedad y salarios imposibles a los que tenían acceso, hacían de la hipoteca un artículo de lujo prácticamente inalcanzable para ellos, por lo que su única alternativa para acceder a una vivienda era en régimen de alquiler.

Conociendo esta situación, la mayoría absoluta de IU, aun sabiendo las dificultades y obstáculos que ello suponía, quiso seguir con el mismo modelo de viviendas en compra, lo que terminó generando un problema a la hora de su comercialización, por lo que la EMV pasó a parecerse más una inmobiliaria privada que la Empresa Pública para la que fue creada. Se comenzaron a comercializar las viviendas para personas de toda la región olvidando el objetivo para el que fue creada la empresa: proporcionar viviendas de calidad a un precio justo para los vecinos y vecinas de Rivas Vaciamadrid.

Ahora el Gobierno Municipal anuncia que trabaja en una iniciativa para ampliar su parque público de viviendas en alquiler, reservando un porcentaje “significativo” de las promociones que construya la EMV para este fin, y anuncian la cifra de 83 viviendas más en alquiler. Se suele decir eso de nunca es tarde si la dicha es buena, y más si, como esperamos los socialistas, supone una verdadera oportunidad de acceso a la vivienda para vecinos y vecinas de nuestra ciudad.

Es cierto que de momento se trata solo de un anuncio, pero un anuncio que entendemos positivo. Por ello, los socialistas, y en primera persona, como Candidata del PSOE Rivas (una vez refrendado por mis compañeros y compañeras) a las elecciones municipales de 2019, trabajaremos y apoyaremos todas aquellas medidas y actuaciones encaminadas a mejorar y ampliar el parque municipal de viviendas en alquiler, correctamente gestionado, con alquileres accesibles, para hacer de la EMV, nuevamente, sea una herramienta eficaz para los vecinos y vecinas de Rivas Vaciamadrid.

Mónica Carazo Gómez

Secretaria General del PSOE Rivas