Mientras avanzan las fases de desescalada, las que aparecen son las fases de la realidad. Desde los Ayuntamientos, a través de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), llevamos tiempo trabajando en una batería de medidas para atender, en la llamada nueva normalidad, la emergencia económica y social a causa de la pandemia. Desde su inicio, el Gobierno de Rivas estableció tres grandes prioridades: afrontar la crisis sanitaria, la recuperación económica y proteger a las personas. Ese ha sido y es el objetivo principal de nuestro trabajo: que nadie se quede atrás. Para ello, hemos adoptado varias medidas en coherencia con las autoridades sanitarias pensando en cómo paliar los efectos negativos que la crisis pueda dejar en la ciudadanía. Entre otras: hemos retrasado el calendario fiscal; hemos dejado sin efecto la ordenanza de terrazas y veladores para que la hostelería no tenga que pagar esa tasa; hemos sacado adelante servicios de reparto de comida a domicilio, atención psicológica, redes de apoyo, recogida y reparto de donaciones, y limpieza y desinfección viaria.

Ahora no podemos parar, debemos seguir tomando decisiones, sin bajar la guardia, de cara a la reactivación económica y social, pendientes al mismo tiempo de complementarlas con las ayudas que plantee la Comunidad de Madrid y el Gobierno del Estado. Solo remando juntos y juntas podremos salir de esta difícil situación. Recientemente el Ayuntamiento ha llegado a un acuerdo con los sindicatos y la patronal que recoge más de 60 medidas, pero no queremos quedarnos ahí. Nuestra intención es la de ampliar el Pacto Local para elevarlo a un Pacto de Ciudad en el que participen todas las manos y mentes ripenses. En estos momentos ya hay cuatro foros de trabajo puestos en marcha: ciudadanía, empresas, personas autónomas y partidos políticos. Asimismo, hemos habilitado una herramienta en la web municipal para que todas y todos puedan enviar sus propuestas, ideas y compromisos. El propósito del Consistorio es que con todas estas aportaciones podamos concluir un documento que haga del Pacto de Ciudad un proyecto propio de todas y para todos que se presentará en el próximo Pleno del mes de junio.

En tiempo de crisis, los Ayuntamientos desempeñamos un papel esencial. Somos las Administraciones más cercanas a la ciudadanía. Formamos la primera línea de actuación para atender las demandas y necesidades de nuestras vecinas y vecinos. Es por eso que quienes conformamos el Pacto Local estamos trabajando para que los Ayuntamientos se conviertan en ventanilla única para la gestión y canalización de las ayudas económicas autonómicas y estatales.

En una situación como la que atravesamos los Ayuntamientos, necesitamos poder destinar todos nuestros recursos a la reactivación social y económica y ponerlos al servicio de la ciudadanía. Por ello, es imprescindible soltar ya las amarras de la ley Montoro que impide a las Administraciones locales el poder movilizar su superávit y remanentes para poder desplegar un necesario escudo municipal. Ha llegado la hora de derogar ya una norma que lo único que hace es asfixiarnos y así se lo estamos reclamando muchas Alcaldías al Gobierno del Estado.

Pedro del Cura, Alcalde de Rivas Vaciamadrid

También te puede interesar