Septiembre asoma entre recuerdos estivales, nuevos propósitos y energías renovadas para el próximo curso. Mientras ponemos todo a punto para el inicio del curso y vamos incorporándonos al ritmo cotidiano del trabajo o de la escuela, en Rivas retomamos el pulso con varias citas que forman parte del calendario de la ciudad.

El Festival de Cultura en la Calle es una de las propuestas para hacer más llevadera la ‘vuelta al cole’. Durante dos semanas las calles y avenidas de nuestra ciudad se convierten en un gran escenario al aire libre en el que disfrutar de los diferentes espectáculos artísticos a la vez que nos invita a acercarnos al arte urbano y reflexionar sobre cómo la ciudad que vivimos cada día también es un espacio para la creatividad y la expresión artística. Al mismo tiempo regresa Festiclown, el mayor espectáculo circense de nuestro país. Un festival de referencia internacional comprometido con la defensa de los derechos humanos que hace del humor una herramienta para visibilizar la realidad que sufre diariamente el pueblo palestino y que también estará presente en las Fiestas de ‘La Pablo’, que año tras año demuestran que es posible combinar la colaboración vecinal, la solidaridad y el ocio. Unas fiestas que tienen ese sentir de barrio y de compromiso, en el que pasar un buen rato y también encontrarnos con las causas sociales de las distintas entidades locales que lo hacen posible.

Un septiembre que comenzamos con las fuerzas renovadas para seguir avanzando en los retos de futuro que tenemos por delante. Por eso, afrontamos un nuevo curso con mucho ánimo para, por poner algún ejemplo, estudiar la posibilidad de ampliar la oferta formativa de la UNED en Rivas o promover la divulgación científica mediante una programación con ciclos de conferencias, como ya avanzamos el pasado mes de julio. Porque la apuesta de Rivas por la universidad pública en nuestro municipio, a través de esta institución, es irrenunciable donde más de mil ripenses se matricularon el curso pasado. Junto a ello, con esa misma fuerza, en este nuevo curso continuaremos reclamando a las administraciones competentes desde la presión institucional y junto a los movimientos sociales las infraestructuras necesarias acordes a una ciudad de 90.000 habitantes y cargada de futuro. Queremos seguir transformando la ciudad a través del soterramiento del trazado del metro por Rivas con un pasillo verde que conecte la ciudad, donde ya hemos cedido a la Comunidad de Madrid una parcela para la cuarta estación que daría servicio a 10.000 residentes y a la zona industrial cercana. Y seguiremos exigiendo que nuestras vecinas y vecinos tengan una red de Metro digna. Tampoco renunciamos a dotarnos de servicios básicos que inexplicablemente aún no tenemos: la conexión directa de Rivas con la M50, una comisaría de Policía Nacional o una oficina del INEM, por poner solo algunos ejemplos. Nos esperan meses de mucho trabajo para seguir mejorando nuestra ciudad y para continuar defendiendo los derechos de los y las ripenses. ¡Feliz vuelta!