La procesionaria que más abunda en España es la Thaumatopea Pytocampa, vulgarmente llamada procesionaria del pino por su forma de trasladarse en hilera o procesión. Durante el verano, la mariposa de la Thaumatopea pone los huevos sobre las agujas del pino y alrededor del mes salen las larvas que empiezan a alimentarse y a construir sus nidos. Éstos se suelen localizar en las ramas altas de los pinos pudiendo resistir temperaturas de hasta -12ºC. Cuando las condiciones climáticas son favorables (tª >10ºC), (en Andalucia es frecuente en enero-febrero) las orugas salen del nido y bajan a través del tronco y forma largas filas recorriendo los pinares.

CUIDADO CON  LOS PERROS.

 El contagio sobre el perro suele ser directo al llamarle la atención la hilera en movimiento y  chupar o tocar la oruga.
El pelo urticante de la oruga se clava primero en la piel actuando como un arpón que contiene una ampolla de tóxico que provoca la liberación de histamina por parte del animal y consecuentemente la reacción alérgica.

El pelo urticante de la oruga se clava primero en la piel actuando como un arpón que contiene una ampolla de tóxico que provoca la liberación de histamina por parte del animal y consecuentemente la reacción alérgica. Los síntomas más característicos son inflamación edematosa de labios, lengua y cabeza en general. El animal presenta babeo, dolor , excitación..Si ha contactado con la oruga con la lengua, en dicha zona se produce una necrosis que puede provocar la caída de dicho trozo de lengua.                                              El mayor peligro existe cuando se ve involucrada la laringe, produciéndose edema de glotis, que conlleva a la muerte del animal si no se le practica una traqueotomía de urgencia.

TRATAMIENTO

Lavar muy bien toda la cavidad oral con agua templada ya que el calor destruye la toxina. Corticoterapia y antihistamínicos IV y analgesia. La inyección de corticoides en la lengua directamente suele dar buenos resultados.

PREVENCION

Durante los meses primaverales o con temperaturas superiores a 15 º C evitar que los perros paseen por zonas de pinares.

EN LAS PERSONAS AFECTA DE UNA FORMA PARECIDA

Al aproximarse a la oruga o al tocarla, los tricomas se clavarán fundamentalmente en las partes descubiertas de la ropa; así en la piel de la cara, cuello, brazos y manos, o en los ojos. En la piel produce una urticaria popular de varios días de duración, siendo más molestos el segundo y tercer día. Las lesiones pueden ser más graves cuando afectan a la conjuntiva ocular, pues una vez clavados son muy difíciles de extraer, y se infectan con mucha facilidad, además teniendo en cuenta la cantidad de los mismos que pueden estar clavados, (una oruga tiene unos 500.000 tricomas), se comprenderá que en más de un caso algunos afectados hayan perdido la funcionalidad del ojo. Como las orugas pasan prácticamente la vida en el árbol, las agresiones se producen con más frecuencia cuando bajan para enterrarse.

Por lo expuesto hasta ahora, se comprenderá la importancia de tomar las medidas oportunas para evitar accidentes con estos animales, visto, que el animal en sí, no es agresivo, sino que únicamente es un mecanismo de defensa, no de agresión, lo más importante, es tomar medidas preventivas, o sea, no acercarse a las orugas, y por supuesto, no tocarlas; no acercarse a los nidos, caso de que el nido este situado en un lugar frecuentado, y no se pueda evitar, la destrucción del mismo supone un riesgo, y lo deberá realizar un entendido en el tema. Esto se realizará siempre por el día y preferiblemente en un día lluvioso, pues de esta manera se garantiza que las orugas estén dentro.

Para mas información y  tratamientos contactar con WWW.EZSA.ES

Juan Carlos Ramos

Profesor de Energías Renovables y Medio Ambiente