Naiara, Nieves y Macarena observaron como un gato de una colonia del instituto al que pertenecen apareció gravemente malherido. Tras días buscando ayuda desesperada y mientras le proporcionaban los cuidados necesarios para que el animal no falleciera, consiguieron que la Fundación Mascoteros se hicieran cargo de atenderle sanitariamente.

Hércules es un gatito de una colonia de un Instituto de Humanes que apareció hace 10 días con una lesión en una pata. Tres chicas de 19 y 17 años (Nieves, Marina y Naiara) junto a Manuel, el entrenador de boxeo de la chica de 17 años, contactaron con la Fundación Mascoteros tras tratar durante días que alguna protectora les pudiera echar una mano, lo que fue imposible debido a la gran cantidad de trabajo y poco voluntariado y medios con las que se enfrentan cada día los refugios. Sin haber capturado nunca un gato ni tener ni idea de cómo hacerlo, ellas tres solas consiguieron atrapar a Hércules en un transportín y trasladarlo a las instalaciones del Centro Veterinario Mascoteros.

Tenía una pata trasera totalmente aplastada y una herida en la cara, compatibles con un posible atropello. Estaba muy delgado y muy sucio. Se le practicaron los tests de inmunodeficiencia y leucemia ya que Nieves, además de rescatarle, ha decidido darle un hogar, siendo el resultado de estos tests negativo. También se le hizo una analítica completa que ha arrojado que Hércules sufría una fuerte anemia e infección, lo normal para llevar al menos 15 días con esas heridas y fracturas con el temporal de frío y nieve que está asolando estos días en Madrid (estos días ha estado cobijado entre arbustos rodeado de nieve).

Se le han realizado radiografías de todo su cuerpo y afortunada y sorprendentemente sólo tenía una pérdida ósea del dedo 3 y 4 de la pata trasera.

Se le limpió la herida, puesto fluidoterapia, aplicado tratamiento antiinflamatorio y antibiótico, radiografías y en un principio evolucionará favorablemente con los cuidados de un hogar. Aprovechando que se le ha sedado, se le ha esterilizado además de bañarle y desparasitarle.

Además la Fundación Mascoteros se hará cargo de sus vacunas e identificación para así ayudar a Nieves en su decisión de adoptar a Hércules.

Y lo más importante de esta historia, es ver como tres chicas tan jóvenes han movilizado cielo y tierra para ayudar a un ser vivo que lo necesitaba. Tenemos un futuro con esperanza.

“Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales.” – Mahatma Gandhi

Fundación Mascoteros (Beatriz Ramos)

También te puede interesar