La Asociación TARAY está formada por un grupo de 30 personas mayores que pretenden crear un entorno físico donde poder residir y envejecer en el municipio de Rivas, de forma activa, solidaria y colaborativa, acompañando y siendo acompañados por nuestros vecinos y amigos el resto de nuestras vidas.

Basamos nuestros principios en las experiencias existentes en países del norte y centro de Europa, donde son definidas como Sénior Cohousing, que puede ser traducido como Viviendas Colaborativas para personas mayores.

Éste es un proyecto autogestionado, autofinanciado, autodiseñado y sin ningún tipo de jerarquía más allá de las legalmente establecidas. Trabajamos en base a distintas comisiones de trabajo y a los debates, votaciones y consensos que se llevan a cabo en las Asambleas de Socios, tanto ordinarias como extraordinarias. Confiamos en el compromiso de colaboración de los socios en lugar de establecer obligaciones y prohibiciones.

El destino de la asociación es convertirse en una Cooperativa de usuarios y consumidores que en su momento será la única propietaria de las instalaciones que se construyan, tanto unidades residenciales como zonas de uso común. Por tanto éste es un proyecto sin ánimo de lucro.

El régimen de utilización de los espacios, tanto privativos como de uso común, será la cesión de uso vitalicio de los mismos a los socios, contemplando el retorno de la inversión realizada por cada socio en caso de desistimiento o fallecimiento, bien al propio socio o sus herederos. Este sistema evita cualquier proceso de especulación al impedir ia venta del derecho de uso de un socio a terceros.

Las unidades residenciales contarán con todos los elementos que garanticen la independencia de los residentes, reduciendo parcialmente el espacio requerido en ellas para servicios básicos como cocina, comedor, lavandería y otros, que estarán ubicados en las zonas de uso común, formando parte de un diseño de conjunto que está orientado a favorecer las actividades cotidianas, fomentando las relaciones personales e impidiendo en la medida de lo posible el aislamiento y la soledad. Entendemos que evitar éstos últimos es la mejor forma de soslayar las consecuencias negativas que tienen para la salud física y psíquica. El diseño también persigue el objetivo de que nuestro envejecimiento sea lo más active y enriquecedor posible.

Este proyecto también contempla la posibilidad de que algunos socios lleguen a encontrarse en una situación de dependencia física y/o psíquica que condicione total o parcialmente su participación en la vida diaria de la comunidad. Pretendemos que el socio en tal situación sea atendido todo el tiempo posible en su propia unidad residencial, contando con el apoyo de personal especializado. Para situaciones de gran dependencia, el diseño del conjunto prevé la existencia de un número de unidades de convivencia adicionales, donde el socio puede ser atendido en las mejores condiciones posibles.

La financiación de estos cuidados especiales estará prevista mediante la creación de un Fondo de Solidaridad, generado por los propios socios, que garantice en la medida de lo posible que ningún socio se verá obligado a abandonar su lugar por motivos económicos.

 

¿QUÉ BENEFICIOS SUPONEN PROYECTOS COMO TARAY PARA EL MUNICIPIO DE RIVAS?

 

Generan una solución complementaria que reduce el impacto económico que implica el envejecimiento general de la población en el esfuerzo municipal de dotar a la misma de recursos específicos para ese segmento de población.

Representan un proyecto con vocación de futuro. Hoy ayudan a la generación actual de mayores. Mañana ayudarán a las siguientes generaciones en el momento de alcanzar su propia vejez.

Pretenden liberar a la generación de nuestros hijos de la carga que inevitablemente representará nuestra ancianidad, asociada a dedicación, cuidados especiales y muchas veces, a gastos cuantiosos, permitiendo que utilicen todas sus capacidades en el cuidado de las próximas generaciones.

La implantación del proyecto TARAY supone la instauración de un hito histórico en un Ayuntamiento como el de Rivas y en un momento en que estas soluciones empiezan a cobrar visibilidad frente a la opinión pública y a la Administración del Estado, erigiéndose en pionero en el establecimiento de actuaciones imaginativas para apoyar al cada vez más amplio colectivo de personas mayores.

Implica la creación de una comunidad con gran conciencia ecológica y de conservación del medio ambiente y sus recursos, mediante un diseño inteligente del edificio, que incluye elección de materiales de bajo impacto medioambiental y opciones energéticas sostenibles.

Forma parte de un impuso transformador de los modelos actuales de convivencia social entre distintos segmentos de edad dentro de la población del municipio.

Promueve la participación de los miembros de esa comunidad en las actividades de todo tipo vigentes en el tejido social del Municipio, así como la participación de todos los vecinos en las actividades impulsadas por Taray y abiertas al conjunto de la población.

 

Por estas razones solicitamos al Excelentísimo Ayuntamiento de Rivas que promueva todas las iniciativas posibles para apoyar y fomentar la implantación del proyecto TARAY, facilitándonos e! acceso a alguna de las parcelas de las que disponga el municipio, bien sean dotacionales o patrimoniales.

Gracias al Excmo. Sr. Alcalde, concejales y demás ediles, así como al público presente por la atención prestada.

 

Atentamente

Rosa María Gálvez López

Presidenta

 

También te puede interesar