El plato fuerte de la jornada: El maestro de Carabanchel Rosendo se despide de su público ripense así como de todo el público venido de la comunidad de Madrid que es abundante.  Pone fin en  este 2018 a su larga carrera por lo que su fiel público calentó de lo lindo su actuación. Al grito de Rosendo presidente cayeron todos sus éxitos, algunos más actuales como Masculino Singular o más clásicos como Flojos de pantalón haciendo una mención especial a temas de su paso por Leño como El Tren o Maneras de vivir. Sonido impecable y complicidad máxima con su inseparable bajista Rafa J Vegas. 

Con el listón muy arriba llegaba Narco con un sonido muy contundente y su frontman VIKINGO haciendo de las suyas nos presentaban su último disco ESPICHUFRENIA   Mucho show en el escenario recordándonos la escenografía de algunos de los mejores grupos anglosajones. La fría noche caía en Rivas, el numeroso público que se había congregado se agolpaba a ritmo de pogo sobre la pista del auditorio Miguel Ríos y el ambiente no decaía. Temazos como TU DIOS DE MADERA fueron cantados mayoritariamente y se alzaban al cielo los gritos libertarios y anticlericales. 

Llegaba la hora del único grupo internacional  venido al Rivas Rock. Desde Italia el mítico grupo   de Ska Punk  Banda Basotti. Pedazo de artistas y pedazo de formación con una sección muy potente de metales donde en primera línea de fuego formaban  para presentarse ante el expectante público a eso de las 2 de la mañana. Tras la pancarta FIGLIs DE LLA STESSA RABIA y alguna hoz pegada a un martillo  comenzaron a desmigar su show con guiños a latinoamerica y a su amada CUBA . Mucha fiesta y mucho bailoteo para poner el broche final a esta notable quinta edición del Rivas Rock. Larga Vida a este festival.

Jorge Palomares