El estudio presentado por el Ayuntamiento de Madrid contiene un elevado número de contradicciones en la
interpretación de la relación entre la
cercanía residencial a las incineradoras
y la morbi-mortalidad de la población.
El estudio tiene capacidad para generar
hipótesis, pero poca capacidad de demostrar una relación causal, tanto por
su tipo (ecológico), como por abordar la
mortalidad exclusivamente. Tampoco
se ha podido valorar la exposición e intensidad reales a la incineradora.

Ver a continuación el comunicado sobre este estudio:

 Documento sobre el estudio relativo a la incineradora Valdemingómez

También te puede interesar