Estimados amigos y amigas:

Buenas tardes. Ante la dificultad que representa poner una queja en el Ayuntamiento de Rivas para una persona discapacitada visualmente, que o bien tiene que dirigirse personalmente, ya que el 010 en las llamadas realizadas esta queja no han podido atenderla, me dirijo a este correo electrónico con el ruego que tengan la amabilidad de reenviarlo con urgencia al Departamento que corresponda, y  para expresarle mi más rotuna queja de la excepcionalidad que hasta el día de hoy vienen habiendo en el Ayuntamiento MANTENIENDO ABIERTO PARA ACTIVIDADES EL CENTRO DE MAYORES «CONCEPCIÓN ARENAL», MIENTRAS EL RESTO DE CENTROS EN CUMPLIMIENTO DE LAS INSTRUCCIONES DE LA COMUNIDAD DE MADRID LOS HA CERRADO.

No deseo entrar en matices de si las instrucciones dadas por el Gobierno de la Comunidad de Madrid (con el que llevo muchos años sin coincidir) están bien o mal adoptadas; ese no es el caso. La cuestión, en mi opinión, es la grave responsabilidad que supone en una situación como la que se encuentra la ciudad, y el país ante la epidemia de COVID19 mantener las actividades de un centro abierto como si solo pudieran contagiarse en los otros cerrados (el resto de Rivas y Madrid). Y sin duda el agravio comparativo que supone tal discrecionalidad para los mayores y el resto de la población de Rivas Vaciamadrid, también en riesgo como los demás.

Me informan hace unos minutos que está reunida la Junta de Gobierno, y que «suponen que se lo van a plantear».

Me parece mucho más constructivo enviarle esta sugerencia y queja por aquí, que no a través de las redes sociales. Cualquier Ayuntamiento debe velar por la salud y la prevención de ella en su ciudadanía, y desde luego acatar las normativas, y actuar de forma igualitaria y democrática, pero de Rivas Vaciamadrid yo lo esperaba aún más.


Les ruego el mismo trato para el Centro Concepción Arenal que para los demás.
También les ruego una respuesta de la que quedo a la espera.

Atentamente,

Enrique Vales Villa