En 1848, Karl Marx y Firedrich Engel, publicaron un texto que revolucionó la política en el siguiente siglo: El Manifiesto Comunista.  Comenzaba con esta frase: “Un fantasma recorre Europa: El comunismo”.

170 años más tarde habría que modificar esa frase por esta otra “Un fantasma recorre el mundo: La barbarie y la tosquedad”

Parece que el mundo ha decidido con los trump, putin, bolsonaro, Salvini, Orban, etc., escorarse a la homofobia, al racismo, al armamentismo, a la concentración de la riqueza, al liberalismo y a la involución económica y social. Y de paso también a la ignorancia  y a la política cutre y chabacana.

Cien años después de la publicación del Manifiesto Comunista, en 1948, la Organización de Naciones Unidas publicaba la Declaración Universal de los Derechos Humanos, pretendiendo con ello conseguir un mundo más justo y soportable. Hoy, desgraciadamente, la patanería avanza en detrimento de aquellos derechos civiles.

Quizás por ello, quiero saludar desde esta tribuna una noticia española que no se suma a esta corriente: El acuerdo de presupuestos del Estado para el 2019 entre el PSOE y Podemos.

Aunque es posible que al final no llegue a buen puerto por la falta de apoyos de los partidos nacionalistas, empeñados en su política autista, el acuerdo en sí, ya es positivo: Combate la pobreza y la desigualdad, mejora la calidad de vida de la mayoría de la gente, aumenta los impuestos para los que más tienen y modifica el Código Penal en aquellos aspectos lesivos contra los derechos civiles. Demuestra una vez más, que si Se Quiere, Se Puede.

Expongo el acuerdo, muy resumido:

Subida del salario mínimo a 900 euros: Histórica reivindicación (736 euros en la actualidad)

1% de impuesto de patrimonio a partir de 10 millones: Empiezan a pagar las grandes fortunas.

Subida del IRPF a partir de 130.000 euros anuales: Se incrementan dos puntos las rentas superiores a 130.000 euros y cuatro puntos para rentas superiores a 140.000

Regulación de los precios del alquiler: Los ayuntamientos podrán regular los precios del alquiler en zonas tensionadas. Se dará más protección a los inquilinos. Los contratos de alquiler de propietarios personas físicas serán de cinco años (ahora son de tres)

Crece al 6,7% la inversión en investigación, desarrollo e innovación

Crece la inversión para la dependencia en un 40%

Bajas de maternidad y paternidad iguales e intransferibles.

330 millones para educación universal de 0 a 3 años.

Desarrollo del ingreso mínimo vital. (200 millones en el 2019 para combatir la pobreza severa)

Retorno del subsidio para desempleados mayores de 52 años.

Revalorización de las pensiones según el IPC y subida del 3% de las mínimas.

Derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral de 2012.

0,2% de tasa a las transacciones financieras.

Impuesto de Sociedades: tipo mínimo al 15% (ahora no llegan al 7%), las entidades financieras y las petroleras tendrán un tipo mínimo de gravamen del 18% y rebaja a pymes al 23% (en la actualidad tributan al 25%)

Eliminación del artículo 315.3 del Código Penal: Una de las principales reivindicaciones de los sindicatos. Este artículo establece el delito de coacciones a la huelga y que la fiscalía invoca para solicitar años de cárcel para trabajadores y sindicalistas por su participación en huelgas. También hay acuerdo para modificar la Ley Mordaza en aspectos que se refieren a las manifestaciones no comunicadas, registros corporales,  máximo de dos horas de identificación en comisaría o revisión de sanciones e infracciones.

Prohibición de las amnistías fiscales y lucha contra el fraude.

Modificación de la cotización de los autónomos en el próximo año para vincularlo a los ingresos reales que perciban. También se reformará legalmente contra los falsos autónomos

Les dejo con el texto del artículo 25 de los Derechos Humanos publicados hace ya 70 años:

“1. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez y otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad.

  1. La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencia especiales. Todos los niños, nacidos de matrimonio o fuera de matrimonio, tienen derecho a igual protección social. 

José Manuel Pachón López