Efectivos de la Policía Local de Rivas han desmantelado dos locales, dedicados al cultivo de plantas de marihuana, en el entorno de la Cañada Real. La intervención, iniciada el pasado día 23 de abril y culminada hoy 25 de abril, en coordinación con agentes de la Guardia Civil, se activó tras la detección de dos infraviviendas, dotadas de un sistema de calefacción por aire caliente y ocupadas por un cultivo de plantas de cannabis.

El hecho delictivo, tipificado como delito contra la salud pública, fue identificado durante los trabajos de vigilancia y control policial que se realizan en la zona, con el objetivo de identificar y derribar las construcciones ilegales que ocupan el futuro enlace de la ciudad con la M-50, en la conexión del nudo de la carretera autonómica M-823 con los asentamientos ilegales de Cañada Real.

El alcalde de Rivas, Pedro del Cura, ha señalado que “estamos comprometidos con una solución al problema de infravivienda y ocupación del suelo público de la Cañada. Nuestro empeño es seguir trabajando, como hemos hecho hasta ahora, para dejar atrás este foco de exclusión y buscar soluciones habitacionales dignas”.

Tras la detección de los almacenes por parte de la policía ripense, la Guardia Civil solicitó el mandamiento de entrada y registro de los locales y la incautación de 249 plantas para su destrucción, procediendo a la elaboración del correspondiente atestado policial. El responsable de la plantación y cultivo fue detenido. Posteriormente, el Ayuntamiento ha dado orden, por el procedimiento express, de demoler los dos locales en los que se procedía a la comisión de este delito contra la salud pública.

Del Cura ha señalado que tanto la Comunidad de Madrid como el Ministerio de Fomento “deben comprometerse con una solución real a estos núcleos de infravivienda y cumplir con lo acordado en el Pacto de Cañada Real”.

También te puede interesar