Con motivo del inmediato debate y aprobación de los presupuestos municipales de Rivas-Vaciamadridas nuestra Asociación, Rivas Contaminación Zero,  fue invitada a participar en el Consejo Municipal de Seguimiento de los Presupuestos 2020 del Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid, en nuestra condición de representantes en el Consejo  de Ciudad. 

Este proceso se desarrolló en un plazo de 10 días y en dos sesiones (11 de noviembre y 18 de noviembre, siendo esta última convocada solamente con tres días de antelación) en las que se entregó a los asistentes una información sobre los gastos e ingresos previstos, en papel y sin un procedimiento tasado de aportación de mejoras o propuestas por parte de las asociaciones representadas.

No entendemos la postura del gobierno municipal cuando afirma que «la elaboración del presupuesto ha contado con la ciudadanía  de Rivas», pues nuestra idea de participación no es acudir a unas reuniones sin que tengan efecto práctico alguno, sin ser escuchados ni consultados y con una información incompleta e insuficiente para cualquier análisis con rigor.

Es obvio que las asociaciones, movimientos sociales y ciudadanía en general tenemos mucho que aportar, si nos los permiten, pero para que esto suceda es obligatorio transformar  radicalmente los procesos participativos hacia la transparencia, la atención a las propuestas y la digitalización como medio.

El proceso que se está llevando a cabo está, a nuestro juicio, muy lejos de seguir esos parámetros y de considerarse realmente como un «presupuesto participado por las entidades», quedando mucho camino por recorrer en ese sentido.

No obstante, y a pesar de las pocas facilidades encontradas, desde nuestra responsabilidad con la ciudadanía y con una disposición constructiva, hemos presentado al Gobierno Municipal (con copia para  los partidos de la oposición), propuestas de modificación al presupuesto destinado a Transición Ecológica (que es el ámbito en el que se centra nuestra asociación) a las que, a día de hoy, aún no hemos tenido contestación por parte de la Concejalía de Hacienda.

Consideramos  absolutamente insuficiente el presupuesto planteado por el Gobierno Municipal de Rivas para llevar a cabo las políticas medioambientales, en una ciudad que en 2020 alcanzará los 100.000 habitantes.

Hay cuestiones muy urgentes, como la elaboración de un plan de calidad del aire, la inversión en vigilancia y control de vertidos ilegales, el impulso de huertos urbanos, el establecimiento de estrategias de biodiversidad o la puesta en marcha de políticas de cambio climático que no se pueden realizar con un vacío presupuestario en la Concejalía de Transición Ecológica como el que propone el Gobierno Municipal.

Recientemente el Parlamento Europeo ha decretado la emergencia climática; asimismo, en nuestro país se ha creado un Ministerio de Transición Ecológica, dotado de recursos e influencia en las políticas de estado, y en estos días Madrid acoge la cumbre COP25, con una gran preocupación por el futuro de nuestro planeta y con un compromiso a todos los niveles que, por supuesto, debe ser liderado también por las administraciones locales.

Nuestra propuesta se centra en que estas políticas se incorporen a la administración local, asignando más recursos económicos para abordar la emergencia climática desde el Ayuntamiento de manera adecuada, con políticas municipales que apuesten por una Transición Ecológica real,  teniendo en cuenta las carencias de nuestro municipio en cuanto a movilidad y los múltiples desafíos de sostenibilidad para el futuro.

Ante la emergencia climáticas ni el local, se debe escuchar a los agentes que vienen trabajando en el municipio durante años y dotar de recursos para la ejecución políticas medioambientales adecuadas y exitosas.

Sin embargo, de momento, la única iniciativa de nuestro gobierno local es someter a aprobación unas cuentas que destinan a la Transición Ecológica y a la Movilidad menos de un 2% respecto al total del presupuesto de la ciudad, cuando consideramos que Rivas, por su entorno y por el tradicional compromiso de su gente con éste, necesita una partida acorde con el reto que se plantea para poder estar en primera linea de este desafío global.

Rivas demanda un compromiso presupuestario y político por parte del Gobierno Municipal e de los grupos en la oposición para revertir y conducir a un replanteamiento que se vea reflejado en las próximas cuentas municipales.

Félix Muñoz Mota

Presidente de Rivas Contaminación Zero