Para el concejal de transición ecológica del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid y responsables medioambientales de otros Grupos Muncipales del Ayuntamiento

Una situación insostenible.

 El tratamiento de residuos en la Comunidad de Madrid está en una situación de emergencia. Los tres grandes vertederos de las Mancomunidades de Madrid: Este, Norte y Oeste; o han colmatado (Alcalá), o están a punto de hacerlo (Pinto y Colmenar). La mayoría de los residuos orgánicos de estas mancomunidades se recogen mezclados con otros residuos, lo que impide su compostaje. En Valdemingómez el vertedero de las Dehesas crece sin parar, avanzando hacia el rio Manzanares y arrasando magníficos pastizales y paisajes del Parque Regional del Sureste. La incineradora acabó su contrato este 16 de junio y el gobierno municipal de Madrid no aclara si va cerrarla, como se comprometió el anterior gobierno, o no. La crisis de la Covid-19 no ha hecho mas que empeorar esta situación, pues en Valdemingómez no se hace triaje manual, con lo que se han dejado de separar plásticos que ahora van directamente a la incineradora y al vertedero. También estos son los destinos de muchos de los residuos sanitarios y los que acaban en el vertedero con el riesgo añadido de dispersión de sus patógenos por las aves.

El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, tiene competencias en el tratamiento de sus Residuos Sólidos Urbanos y, a pesar de haber sido aprobada una resolución en la legislatura pasada que le obligaba a acometer cambios, no ha modificado casi nada el tratamiento de nuestros residuos. Se limitó a cambiar el destino de los residuos de Alcalá a Valdemingómez y apoyó que la Mancomunidad del Este trajera sus residuos a Valdemingómez. No aprovechó para hacer una recogida separada de la materia orgánica, que entonces comenzaba el Ayuntamiento de Madrid, aunque la UE obliga a la recogida separada de la materia orgánica, a partir de este año 2020. Tampoco firmó convenio alguno para hacer dicho cambio de destino, con lo que en Valdemingómez podrían estar incinerando una parte de nuestros residuos y esa falta de convenio permite que el actual gobierno madrileño asegure que dejará de recibir estos residuos, cuando la planta de Loeches esté finalizada. El Ayuntamiento de Rivas no hizo nada para favorecer el cierre de la Incineradora y por ello el Estudio Epidemiológico que se hizo sobre los efectos de la misma no incluyó a la población de Rivas Vaciamadrid. Por último el Ayuntamiento ripense se negó a rechazar el que la tecnología de la planta de Ecohispánica (todavía en la sede de Rivamadrid) se utilizara para alimentar una incineradora en Chile.

Recientemente hemos conocido que el Ayuntamiento de Rivas ha puesto en marcha dos compostadoras comunitarias para 60 familias, una en el barrio de la Luna y otra en José del Hierro, instalaciones claramente insuficientes para una población de 100.000 habitantes. El poco entusiasmo del Ayuntamiento en este tema, ha provocado que no haya comenzado a utilizarse y está previsto un modo de uso cerrado, de muy escasos efectos educativos para la población que no se apunte al sistema. Además  nunca se nos ha explicado por qué no se atendieron las ofertas de colaboración, para realizar compostaje comunitario, que hicieron dos mancomunidades de Covibar, en el año 2018.

Nuestras propuestas.

             Materia Orgánica

  • El Ayuntamiento de Rivas debe generalizar la instalación de compostadoras comunitarias en plazas, parques y urbanizaciones de la localidad. Empezar por las comunidades que lo soliciten, como una forma de involucrar a la población en un aprovechamiento del compost para jardines y huertos urbanos; además para concienciación y educación del resto de la población.
  • Impulsar el agrocompostaje en las fincas agrícolas de Rivas Vaciamadrid.
  • Recogida separada de la materia orgánica YA. Propuesta de acuerdo para tratamiento de la misma en Valdemingómez, como está haciendo el Ayuntamiento de Madrid y si no es posible, acuerdo para tratamiento en la futura planta de Loeches. Plan de creación de plantas municipales de compostaje centralizadas de tamaño medio, a ubicar en los distintos barrios de la ciudad.
  • Analizar lo que va quedando en el contenedor de resto, para tomar medidas tendentes a su reducción, mediante bandos, leyes y campañas educativas; todo ello de acuerdo con los postulados RESIDUOS CERO y la ECONOMÍA CIRCULAR.

Reducción de plásticos

La reducción de residuos es uno de los objetivos básicos a buscar y dentro de ello la reducción del sobre envasado en plásticos es prioritario. Además la correcta separación de la materia orgánica es necesaria para un buen reciclado de los plásticos.

A falta de una estrategia mas amplia estatal/regional el Ayuntamiento de Rivas deberá:

  • Colaborar en la tareas de concienciación para la reducción del uso de los plásticos de usar y tirar.
  • Llegar acuerdos con las grandes superficies de la localidad para instalar máquinas de retorno de envases de bebidas. Lo que además de facilitar el reciclado, prepara para la futura reutilización de algunos de los mismos.
  • Instalar en sitios públicos máquinas municipales de retorno de envases de bebidas (de plástico, vidrio y latas) con premio, ya utilizadas con gran éxito en otros ayuntamientos. Como medio de concienciación e impulso de este tipo de actividades.

            Cierre de la Incineradora

El Ayuntamiento de Rivas debe de comprometerse con el impulso del cierre de la Incineradora de Valdemingómez, apoyando el plan de cierre aprobado por el anterior gobierno municipal de Madrid. A saber:

  • Sustitución del contrato, recientemente finalizado, por uno destinado a la reducción de la incineración y posterior cierre de la misma.
  • Reducción de la incineración al 50% en el año 2022.
  • Fin de la incineración en 2025.

Impulso de las medidas de control de la incineración, mientras ésta se esté produciendo.

Participación en la continuación del estudio epidemiológico de los efectos sobre la salud de la Incineradora de Valdemingómez. Inclusión de la población de Rivas afectada en dicho estudio, mediante la firma del convenio correspondiente con el Ayuntamiento de Madrid.

Desmantelamiento de la planta de Ecohispánica

Acordar el desmantelamiento de la planta de Ecohispánica, sita en una nave de Rivamadrid, una vez que finalizó el contrato en agosto 2019 y se encuentra en el periodo de 12 meses establecido para su desmontaje.

Hacer una declaración institucional del Ayuntamiento de Rivas de desagravio para la población chilena de Temuco, que confió en este Ayuntamiento para la instalación de la tecnología de Ecohispánica y se encontró con un proyecto en el que con la misma se pretendía alimentar una incineradora, lo cual rechazamos aquí y allí.

Rivas Vaciamadrid, a 30 de Junio de 2020

Firman: Luz en la Finestra; Fibrorivas; Ampa IES Duque de Rivas; Ampa IES Lagunas; Guanaminos sin Fronteras; Rivas Contaminación Zero; Covibar; Aire Limpio Residuos Cero; No Macrovertedero Si Residuos Cero; Rivas Aire Limpio; Rivas Puede; Anticapitalistas;…

También te puede interesar