Este mes se cumplen 40 años de la constitución de los primeros ayuntamientos democráticos en nuestro país. El 3 de abril de 1979 se abría una nueva etapa democrática en nuestros pueblos y ciudades con las primeras elecciones municipales. Un nuevo horizonte de ilusión y libertad, tras otros cuarenta años de régimen dictatorial, en el que como recuerda nuestro querido Antonio Martínez Vera, primer Alcalde de Rivas en democracia (1979-1987) y actual juez de Paz, “estaba todo por hacer” para una población que no alcanzaba los 600 habitantes.

El camino que hemos recorrido es impresionante. Hoy, con 90.000 vecinas y vecinos, podemos sentir orgullo de haber construido una ciudad de la nada –arrasada durante la Guerra Civil- gracias al esfuerzo y compromiso colectivo. Y ahora que este año también celebramos el 60 aniversario de nuestra ciudad tenemos el reto y la responsabilidad de pensar la ciudad que queremos para los próximos 60 años sin sacrificar el interés general.  Sabemos de dónde venimos y hacia dónde vamos. Queremos seguir siendo esa ciudad referente más allá de nuestras fronteras. Una ciudad de servicios que apuesta por lo público. Una ciudad solidaria, abierta y diversa. Una ciudad que lucha desde lo común por lo que merece.

Tenemos muchos retos por delante para que Rivas siga siendo Rivas. Por ello, seguiremos reclamando a las administraciones competentes desde la presión institucional y junto a los movimientos sociales,  porque esta ciudad no sería lo mismo sin su tejido social y su compromiso con Rivas, las infraestructuras necesarias acordes a una ciudad cargada de futuro: la construcción de un nuevo colegio e instituto públicos en el barrio centro –cuyas parcelas ya han sido cedidas  por el Ayuntamiento a la Comunidad de Madrid-,  así como que se termine el CEIPSO La Luna –que vio la luz porque este Gobierno municipal adelantó su financiación- respondiendo así a la demanda real en todas las etapas educativas y que no se masifiquen nuestros centros educativos públicos, o que se amplíe la oferta educativa en Formación Profesional como hemos reclamado recientemente desde el Pacto Local por el Empleo. Y queremos seguir mejorando el servicio de transporte público. Por ello, en el Pleno municipal de marzo hemos aprobado la puesta a disposición de la parcela destinada a la cuarta estación de Metro en la ciudad, así como exigir la reversión de la privatización de la línea de Metro que da servicio al sureste para que pase a la red pública de la región. Además, no renunciamos a dotarnos de servicios básicos que inexplicablemente aún no tenemos: la conexión directa de Rivas con la M50, una comisaría de Policía Nacional, una oficina del INEM o el complejo sanitario, por poner solo algunos ejemplos.

Estamos orgullosos y orgullosas de nuestro pasado, de nuestro presente y seguiremos mirando hacia adelante para construir el futuro de nuestra ciudad.