El Ayuntamiento de Rivas se ofrece para retirar de los domicilios aquellos abetos naturales que los vecinos hayan adquirido para estas fechas navideñas, con el fin de darle “una segunda vida” a estos ejemplares ornamentales a partir de enero.

Ahora se abre el plazo para que los vecinos soliciten esta prestación, que comenzará el 10 de enero y se llevará a cabo por medio de la empresa municipal de servicios Rivamadrid, según indica el Consistorio en una nota.

El Consistorio pide a los vecinos que optan por tener árboles de Navidad naturales que, después, no los arrojen a los contenedores, porque muchos de esos abetos “podrían tener una larga vida en los parques públicos del municipio”.

No obstante, recalcan que para que puedan ser trasplantados con éxito deben cumplir algunos requisitos básicos, como tener la guía verde y las raíces sanas.

El equipo técnico de la empresa municipal evaluará el estado de los árboles recogidos, de forma que los que no estén en condiciones para sobrevivir al trasplante serán recuperados como manto orgánico y se utilizarán de cubierta vegetal en el mantenimiento de los parques y jardines públicos de la localidad.

Los técnicos aconsejan a los vecinos que tengan árboles navideños naturales a que, siempre que sea posible, los mantengan lejos de focos de calor, los coloquen en algún punto con luz y ventilación, y los rieguen con constancia.

También te puede interesar