El alcalde de Rivas Vaciamadrid, Pedro del Cura, y el concejal de Organización y Función Pública, José Manuel Castro, han presentado esta mañana una carta, que se remitirá a la Secretaría General de Financiación Autonómica y Local, en la que el ayuntamiento solicita autorización para ampliar la plantilla municipal en el marco del actual debate presupuestario. Ambos han explicado que el importante crecimiento demográfico de Rivas en la última década, que cuenta en 2019 con 92.500 habitantes, 25.000 más que en 2010, ha obligado a la Corporación a realizar un esfuerzo en gasto corriente proporcional al porcentaje de incremento de la población que demanda todos los servicios públicos municipales. Ese incremento de población tiene que ser afrontado con el mismo número de efectivos, señalan, debido a las políticas de contención del gasto público vigentes desde 2008 y a las limitaciones impuestas por las Leyes Generales de Presupuestos del Estado.

Las limitaciones a incorporar nuevo personal para la prestación de los nuevos servicios públicos municipales en Rivas Vaciamadrid son más gravosas en Rivas que en la mayoría de los municipios de la Comunidad de Madrid, debido a un crecimiento demográfico del 218% en menos de veinte años.

Constituye una justificación adecuada basada en la necesidad perentoria de cumplir con los servicios públicos y las necesidades ciudadanas, -se señala en la carta, firmada por Pedro del Cura- la adopción por parte de la Corporación Municipal de medidas tendentes a la incorporación de nuevo personal, aun con medidas legales interpretables, en aras del cumplimiento de una finalidad justa y la protección de bienes jurídicos superiores”.

Por todo ello, -continúa- solicitamos autorización para que el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid pueda incrementar su plantilla municipal en el número necesario que permita prestar los servicios municipales con la mayor eficacia y eficiencia, sin estar sometido a las estrictas reglas presupuestarias y de tasas de reposición”.

La carta se acompaña de un estudio que acredita la excepcionalidad de la situación así como los informes justificativos, entre ellos, los de Intervención referidos al cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria y de la regla de gasto en la liquidación del presupuesto del Ayuntamiento del ejercicio 2018; y a la liquidación del Presupuesto municipal.

Del Cura y Castro han recordado en la rueda de prensa que Rivas es una administración “saneada económicamente, con capacidad y que no aporta nada al déficit público”. Esa “buena situación financiera” no revierte en la política de personal municipal, por las limitaciones impuestas por la llamada Ley Montoro, lo que ha supuesto la “congelación” de la plantilla municipal desde 2009. “No es sostenible”, señalaron el alcalde y el concejal, “menos aún en una ciudad como Rivas que es conocida por sus servicios públicos en gestión directa”.

Ambos han apelado a que las fuerzas políticas y sociales de Rivas Vaciamadrid hagan suya una reclamación que critica “el secuestro de la autonomía local” y defiende “la capacidad de actuación” de las entidades municipales.

También te puede interesar