El operativo implica la coordinación entre Policía Local, Mantenimiento, Protección Civil y la empresa pública Rivamadrid.

AVISO: pueden llamar al 092 o al 010 para alertar de necesidades surgidas ante la nevada.

Con motivo de las predicciones de la AEMET respecto a nevadas en la ciudad durante estos días, se ha activado en Rivas desde el pasado lunes 4 de diciembre el Plan Territorial de Protección Civil para inclemencias invernales, un operativo que conlleva la implicación directa de Policía Local, Mantenimiento, la empresa pública Rivamadrid y Protección Civil.

Dicho plan establece como prioridad el tener despejadas las principales arterias del municipio, así como centros públicos. Las vías consideradas prioritarias son: Avda. Almendros, Pablo Iglesias, Avda. Levante, Avda. de Francia, Avda. Francisco de Quevedo, Avda. Aurelio Álvarez, Avda. Provincias, Avda. Covibar, calles Electrodo, Fundición, José Saramago, Torno y Martillo.

Para que el operativo funcione de manera correcta, se ha establecido desde este mismo jueves un Centro de Operaciones en la sede de Policía Local desde donde se coordinarán el cuerpo policial, las Concejalías de Seguridad y Movilidad y la de Transición Ecológica y los responsables de Mantenimiento y Protección Civil.

Desde el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid se pondrá a disposición además de Cañada Real un polideportivo como alojamiento transitorio entendiendo que es la zona que más sufrirá el temporal tras encontrarse, después de tres meses, sin luz ni agua caliente. Los servicios sociales que trabajan sobre el terreno están operativos para entrar en contacto con las familias más vulnerables.

Asimismo, se ha decidido mantener encendida la calefacción en los colegios para que el lunes los niños y las niñas los puedan encontrar a una temperatura adecuada.

El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid informará a través de sus redes sociales y su página web de toda aquella información que sea de relevancia para la ciudadanía.

RECOMENDACIONES PARA LA CIUDADANÍA

  • Si va a viajar:
    • Infórmese previamente del estado de las carreteras y de la situación metereológica.
    • Evite viajar en coche siempre que no sea necesario y utilice, siempre que sea posible, el transporte público.
    • En caso de ser imprescindible el uso del vehículo, revise neumáticos, anticogelante y frenos. Tenga además la precaución de llenar el depósito de gasolina y lleve cadenas y elementos de abrigo.
    • Es recomendable llevar un teléfono móvil y el dispositivo de carga del mismo.
    • Vaya muy atento para tener especial cuidado con las placas de hielo. Es difícil determinar en qué lugar del trayecto pueden haberse formado, aunque generalmente las zonas de umbría son las más habituales.
  • Si queda atrapada en la nieve:
    • Debe permanecer en el coche, si el temporal le sorprende dentro del mismo.
    • Es conveniente mantener el motor del vehículo encendido y la calefacción puesta, cuidando renovar cada cierto tiempo el aire. Es muy importante evitar quedarse dormido.
    • Comprobar que se mantiene libre, en todo momento, la salida del tubo de escape para que el humo no penetre en el coche.
    • Si es posible, intente sintonizar las emisoras de radio, que seguramente le informarán de las predicciones meteorológicas, las informaciones oficiales sobre el estado de la situación y las indicaciones que se dén al respecto.
  • Precauciones en la montaña:
    • Informarse de la predicción meteorológica de la zona a la que piensa ir.
    • Elegir la zona adecuada, en función de la preparación física y del conocimiento que se tenga de la montaña.
    • Informarse de la localización de los refugios o cabañas donde resguardarse en caso de descenso brusco de temperaturas, tormentas u otras condiciones meteorológicas adversas y llevar teléfono móvil con la carga completa.
    • Prestar atención y respetar las indicaciones de los carteles y otras señalizaciones sobre riesgos de la montaña.
    • Tener en cuenta que los cambios bruscos de tiempo pueden ser frecuentes en la montaña.
  • Recuerde:
    • Las medidas de prevención ayudan a reducir el daño que puede derivarse de los desastres.
    • En caso de emergencia, conocer algunas pautas de autoprotección, ayuda a tomar decisiones que pueden favorecer tanto su seguridad como la de los demás.

También te puede interesar