Los pasados días 10, 11 y 12 de febrero ha tenido lugar en Amberes (Bélgica), el II Encuentro de la Red Europea de Solidaridad con Colombia en la que participa la ONG XXI Solidario que organizó el primer encuentro en Rivas el año pasado.

El objetivo de esta red europea es apoyar la causa de los Derechos Humanos en Colombia, país que trata de encontrar la paz tras más de 50 años de guerra civil, y especialmente a la Comunidad de Paz de San José de Apartado, comunidad campesina que ha sufrido más de 300 muertos en sus veintiún años de historia, Rivas colabora con ella desde hace doce años a través de XXI Solidario.

A pesar de la firma de los Acuerdos de Paz hace más de un año y la completa desmovilización de las FARC, transformadas ahora en partido político, han continuado los asesinatos indiscriminados de líderes y lideresas sociales, más de 100 en el último año, como informa prestigiosos diarios como El Espectador y lo ratifica Naciones Unidas.

Todas las informaciones procedentes de distintas fuentes coinciden en la gravedad de los hechos que se están produciendo. Por la impunidad en la que actúan y la indefensión que provoca en las mujeres y hombres que lideran los movimientos sociales de base, así lo muestra que en este primer mes de enero de 2018 son ya 27 los líderes sociales asesinados.

El encuentro concluyó con la presentación en el Parlamento Europeo del “Informe de la Comisión Internacional de Verificación de Derechos Humanos en Colombia” que contó con la presencia de Germán Graciano, representante legal de la Comunidad de Paz, y fue auspiciada por Javier Couso diputado de IU en el Parlamento Europeo.

El informe tuvo origen en el primer encuentro de la Red celebrado en Rivas y el posterior viaje a Colombia de una delegación internacional integrada por diputados, alcalde, concejales de varios países y miembros de organizaciones sociales. Desde España, estuvieron presentes Diputadas de la Comunidad Valenciana, concejal del Ayuntamiento de Valencia, concejala de Burgos y Rivas en concreto viajaron alcalde Pedro del Cura, los concejales Francisco Corrales, Miguel Quesada, Carmen Pérez, Jose Antonio Riber, así como los miembros de XXI Solidario Javier González y Pilar Rodrigo.

El encuentro celebrado ha contado con la presencia de 40 personas procedentes de Bélgica, Italia, Suiza, Austria y España. Integrantes de organizaciones que acompañan la Comunidad de Paz; Red Flamenca solidaridad con Colombia, Solidaridad Socialista Bélgica (SOLSOC), Rete italiana de solidaridad con la Comunidad de Paz de San José de Apartadó, Red Internacional de Derechos Humanos (RIDH) Suiza, Oficina Internacional para los Derechos Humanos (OIDHACO), Plataforma de Burgos para apoyo a la Comunidad de Paz de San José, y XXI Solidario (Rivas).

También participaron organizaciones de acompañamiento internacional; Brigadas de Paz (PBI), Operación Paloma (Italia) y FOR (Austria) que en el terreno acompañan físicamente a los defensores de DDHH, incluidos los líderes de la Comunidad de Paz, amenazados de muerte. Solo la presencia de ciudadanos europeos o norteamericanos que les acompañan en sus desplazamientos consigue darles alguna protección.

Tal es el caso de Germán Graciano Posso, representante legal de la Comunidad, que recientemente sufrió un intento de asesinato a manos de paramilitares, del que pudo huir con heridas leves. Pudimos escuchar su testimonio, en el que nos explicó como desde su elección como representante legal viene recibiendo amenazas constantes, que se concretaron el pasado 29 de diciembre, cuando sufrió un ataque a manos de paramilitares, en el que el propio Germán y Robiro, resultaron heridos.

Los objetivos de este encuentro eran fortalecer la Red, conocer la situación real después de la firma de los Acuerdos de Paz en Colombia y concretar acciones a realizar en este nuevo año para la mejora de los procesos internos para que la  labor de acompañamiento sea más eficaz, como Acciones Urgentes de denuncia ante las autoridades locales, civiles y militares ante agresiones a los defensores de Derechos Humanos, Incidencia en representantes políticos y cargos institucionales dando a conocer la situación o actividades de sensibilización , entre otras . Por último, presentar el Informe de la Comisión Internacional de verificación de Derechos Humanos en Colombia, realizado por los integrantes de la Red que viajaron en marzo 2017.

Como conclusión del encuentro, podemos constatar que, tras la firma de los Acuerdos de Paz, no solo no ha mejorado la situación, sino que al contrario los ataques a las comunidades, las amenazas, violaciones y asesinatos, se recrudecen. La presencia internacional tanto en Colombia, como desde Europa a través de las organizaciones internacionales, son ahora más importantes que nunca debido a los altos niveles de violencia que estamos constatando, como nos decía Germán «sin ustedes que son la “Familia de la Comunidad”, nosotros no existiríamos, hace tiempo que nos hubieran masacrado».

Este es el objetivo de la Red, seguir trabajando porque la Paz en Colombia sea una realidad, pero con garantías de que las personas puedan vivir en paz. La petición de Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de no repetición es ahora más necesaria que nunca.

También te puede interesar