Lime, compañía líder pionera en alternativas de movilidad urbana sostenible, ha alcanzado un acuerdo con el ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid para desplegar 200 patinetes eléctricos de uso compartido en la ciudad.

Para el director general de Lime España, Álvaro Salvat, «la compañía está satisfecha por poder prestar el servicio a todos los ciudadanos de Rivas, tras el acuerdo alcanzado con el Ayuntamiento». Asimismo, valora positivamente la «visión de futuro» de las autoridades municipales, lo que «evidencia una clara sensibilidad» por su parte hacia los temas de movilidad urbana, en línea con la expresada por Lime, al tiempo que «ha sabido responder a la demanda social existente» para contar con medios de movilidad urbana respetuosos con el medio ambiente.

Los patinetes eléctricos de Lime facilitan una movilidad sostenible y encajan en el modelo de ciudad libre de emisiones al servir como complemento eficiente al transporte municipal en la ciudad, evitando la congestión de tráfico y liberando espacio de aparcamiento gracias a su elevado uso.

Los patinetes podrán alquilarse por un euro tras desbloquearlos, más una tarificación de 0,15 euros/minuto. Todas las nuevas altas que se produzcan en Rivas a través de la app de Lime (necesaria para el uso de los patinetes) tendrán una bonificación para los usuarios.

El Ayuntamiento establecerá un control en cuanto a la implantación de este servicio para que los estacionamientos de los vehículos de movilidad personal no supongan problemas de movilidad a peatones u otros vehículos, además del cumplimiento de la normativa municipal que regula el uso de este tipo de patinetes.

Lime recomienda la utilización de casco de protección y otros elementos de seguridad en el uso de estos vehículos de movilidad personal, todo ello para evitar posibles lesiones de usuarios y usuarias. Los patinetes también están dotados con un sistema de localización por GPS y disponen de alarma sonora en caso de su utilización sin la previa contratación del servicio.

Sustitución del vehículo privado

En este sentido, cabe recordar que en un reciente estudio realizado para Lime por una consultora independiente entre 1.500 personas repartidas por toda España, el 50% de los usuarios entrevistados señalaron que optarían por utilizar de nuevo el vehículo propio en sus desplazamientos en caso de que no existiese en su ciudad el servicio de patinetes eléctricos compartidos.

En relación con las ventajas que supone el uso del patinete eléctrico, el 52% de los entrevistados destacaron la ausencia de problemas a la hora de aparcar como la principal razón para su uso, seguida del respeto al medioambiente (44%), evitar los problemas de tráfico (34%), o ser un medio de transporte económico (25%).

Lime comenzó a operar en junio de 2017 y desde entonces ha desplegado su modelo de transporte sostenible en más de 150 ciudades de 16 países de los cinco continentes. En España ofrece también su servicio de patinetes eléctricos, además de en Rivas, en Madrid, Alcobendas, Málaga, Zaragoza, así como en los campus de las universidades de Navarra y Málaga. Asimismo, las estadísticas que maneja la compañía señalan que los patinetes se han convertido en una alternativa sostenible complementaria al transporte público, teniendo en cuenta que el 40% de los viajes realizados en patinetes de Lime empiezan o terminan en una parada de metro o autobús.

Sobre Lime

Lime se centra en las personas. Lime conecta a la gente con las ciudades en las que viven. Lime busca empoderar la movilidad urbana.

Lime es la primera y única empresa de movilidad inteligente compartida que posee una flota multimodal formada por Lime-B (bicicletas de 1, 3 y 8 velocidades); Lime-E (bicicletas con motor eléctrico), Lime-S (patinetes eléctricos) y LimePods, una nueva concepción los coches compartidos.

Hoy en día, Lime está presente en 150 mercados. Opera en las mayores ciudades, incluyendo: Seattle, Los Ángeles, Berlín, París, Londres y muchas otras.

Lime está revolucionando la movilidad en las ciudades y los campus universitarios mediante el empoderamiento de sus habitantes con una opción de transporte más verde, eficiente y asequible que también mejora la sostenibilidad urbana. Mediante la asociación con los principales actores y a través del despliegue sistemático de una flota de bicicletas inteligentes y scooters equipados con GPS, tecnología inalámbrica y dispositivos de autobloqueo, Lime está cambiando la movilidad urbana haciendo que el último tramo de los trayectos sea más rápido y más saludable para los usuarios.

También te puede interesar