Pedro del Cura, Alcalde de Rivas Vaciamadrid

Si el 2017 lo despedíamos con un encierro reivindicativo por la conexión de la M50 para evitar el colapso de la A-3, el 2018 lo hemos empezado con averías, masificación y retrasos en la línea 9B de Metro (Rivas-Arganda). Una situación nada desconocida para los y las ripenses. Estos son dos claros ejemplos de la discriminación que sufre la ciudadanía de Rivas en las administraciones públicas –tanto a nivel nacional como regional- donde gobierna el Partido Popular. 

El transporte público es uno de los principales problemas de nuestra ciudad y es uno de los agravios más cruento al que nos enfrentamos a diario. Quienes usan cada mañana para ir a trabajar o a estudiar a Madrid o a otros lugares en este tramo de la línea 9 conocen y soportan el pésimo servicio: es el único de la región que cierra a las 23 horas entre semana, además de la merma en la frecuencia o de los insuficientes vagones que hace que vayamos como sardinas en lata, el precio del billete es más caro y divide el municipio en dos zonas tarifarias diferentes. Por no hablar de la tecnología obsoleta y que está gestionado por una concesionaria privada, un hecho atípico y discriminatorio en la red de Metro madrileña. 

Cómo se explica que una ciudad como la nuestra con 87.000 habitantes tenga el peor Metro de la región. Cifuentes sigue sin ser la presidenta de todos y todas las madrileñas porque sigue mirando para otro lado ante problemas diarios como sucede con el metro. Desde el Ayuntamiento, fuerzas políticas, colectivos sociales, sindicatos y ciudadanía en general llevamos años reclamando que Rivas merece un Metro de calidad, como así lo denunciamos en la campaña ciudadana bajo el lema ‘Rivas lo merece’, entre otros asuntos como bien conocéis. 

Ante esta situación de desamparo e indignación ciudadana por las averías continuas en este tramo de la línea 9, a primeros de enero solicité una reunión a la consejera de Transportes de la Comunidad de Madrid, Rosalía Gonzalo López, para abordar de manera urgente los problemas graves del servicio de Metro que sufre día a día la población ripense. Cuando se publique esta tribuna, ya habré tenido el encuentro con la consejera, donde le trasladaré que los vecinos y las vecinas de Rivas ya no aguantan más, que basta de discriminación: tenemos el Metro más precario de la Comunidad, líneas de autobuses que no cubren las necesidades, sin intercambiador, ni carril bus VAO y una A-3 colapsada.

Desde el Ayuntamiento, aunque no es nuestra competencia, vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para conseguir su mejora y a exigir a la Comunidad de Madrid que esté a la altura de las circunstancias y ponga fin a la falta de inversiones y actuaciones que necesita Rivas. La ciudadanía ripense se merece un Metro de calidad.