El Ayuntamiento de Rivas (88.000 habitantes) y  Ecovidrio, la entidad encargada del reciclado de vidrio en España, ponen en marcha en la localidad la campaña de sensibilización escolar ‘Peques Recicladores’, en la que también participan otros 15 municipios madrileños.

El eje vertebrador es un concurso para que la población escolar tome conciencia de la importancia de reciclar los residuos de envases de vidrio y fomentar así el reciclado entre la comunidad escolar. La campaña se lleva a cabo a través de los fondos de convenio que Ecovidrio tiene con la Comunidad de Madrid y la Federación de Municipios de Madrid (FMM).

Para la puesta en marcha del concurso, que tendrá lugar del 1 de diciembre al 28 de febrero, se colocará un contenedor decorado y personalizado en las inmediaciones de cada centro educativo de la localidad que se sume a la campaña. Así, alumnado, profesorado y familiares puedan depositar los envases de vidrio con facilidad. El centro escolar que más kilogramos acumule por alumnado matriculado en primaria será quien gane el concurso.

Durante los más de dos meses de duración de la campaña, habrá representaciones teatrales de apoyo a la iniciativa en los centros educativos, para que de esta forma el alumnado tome conciencia sobre la importancia y la necesidad de proteger de manera conjunta el medio ambiente.

Habrá tres premios de 3.000, 2.000 y 1.000 euros para los centros educativos de los 16 municipios madrileños participantes que lideren el ranking reciclador, cantidad destinada a material escolar o deportivo para el alumnado.

A su vez, y dentro de la misma campaña, se lanza la iniciativa ‘Peques Voluntarios’, donde las cinco mejores iniciativas que fomenten el reciclaje de los residuos de envases de vidrio y promuevan la participación de la comunidad escolar recibirán otros cinco premios de 50 entradas para el complejo Micropolix, con el viaje en autobús incluido.

 Datos de reciclado

Según los últimos datos de 2017, la ciudadanía de Rivas recicló un total de 954 toneladas de envases de vidrio. Esto supone que cada residente recicló una media de 11,40 kg de vidrio al año.

Además también mejora el porcentaje de residuos depositados correctamente en el contenedor amarillo (latas, briks y envases de plástico), según los datos aportados por Ecoembes. En Rivas se paso del 67,1% en 2013 al 79,1% en 2017. Datos que sitúan a la localidad muy por encima de la media de la Comunidad de Madrid (56,8%) y estatal (70,8%).

 Beneficios medioambientales

El vidrio que acaba en los contenedores verdes se recicla al 100% y se utiliza para la fabricación de nuevos envases, de forma indefinida y sin perder las propiedades originales. Reciclando vidrio se evita el crecimiento de los vertederos y se lucha contra el cambio climático.

Así, al usar calcín (vidrio reciclado) en la fabricación de nuevos envases, se evita la extracción de materias primas de la naturaleza, impidiendo la erosión de los suelos y la deforestación del entorno. Además, se minimiza la emisión de CO2 en el proceso de fabricación y se ahorra energía.

Tras la aprobación de la Ley de Envases y Residuos de Envases en 1997 y el arranque de las operaciones en 1998, Ecovidrio es la entidad gestora de un modelo de reciclado como servicio público, universal y completo. El reciclaje de envases de vidrio es un elemento fundamental para contribuir al desarrollo sostenible de acuerdo a los principios de economía circular.

También te puede interesar