La alegría y el jolgorio llegan hoy a Rivas con el carnaval 2018. La ciudad celebra esta fiesta de orígenes paganos desde este viernes con cuatro propuestas que convertirán, un año más, a la ciudad en ‘Rivas de Janeiro’: el concurso de chirigotas (hoy: retransmitido en directo por www.rivasciudad.es), el desfile y concurso de disfraces colectivos que se remata con el baile nocturno de carnaval (mañana, sábado 10), la muestra infantil de disfraces (domingo 11) y, para acabar, el lúgubre entierro de la sardina (miércoles 14).

Seis comparsas abren hoy el carnaval con el concurso de chirigotas de Rivas, uno de los más célebres de los que se cantan en la Comunidad de Madrid y para el que se han agotado las 1.007 butacas del auditorio Pilar Bardem (20.30). Dos de los grupos son ripenses (Chiribroders y Rompeholas), otros dos de Getafe (Al Alba e Ierbolá) y otro par de la capital (Kontracorriente y La chirigota de Madrid).

Mañana sábado es el día del desfile, en el que 18 grupos de vecinas y vecinos muestran, desde las 18.30, sus creaciones colectivas en este pasacalles que comienza en la avenida del Parque de Asturias y acaba en el polideportivo Cerro del Telégrafo. Por las calles de la localidad pasearán al ritmo de la música casi 600 participantes en una comitiva que va encabezada por la batucada Batuseira y por el espectáculo ‘Mascheratte’, de la compañía vallisoletana Kull D’Sac. Como cierre de esta jornada, se celebra el tradicional baile de carnaval (21.30-23.00).

El carnaval de Rivas es para todos los públicos y las personas de menor edad tendrán su turno el domingo, en La Casa+Grande, con la muestra de disfraces infantil (16.30-19.00), que incluye el espectáculo ‘El circo de la tortuga’ (17.00). También se sortean 30 entradas dobles para la obra ‘El jardín musical’, que se representa el 25 de febrero en el Pilar Bardem.

FIN DE FIESTA: EL ENTIERRO DE LA SARDINA
No hay carnaval sin entierro de la sardina. Y en Rivas, el sepelio discurre el miércoles 14, desde las 18.30, por las calles del Casco Antiguo (de la calle de San Isidro a la pista de frontenis), con una escenografía muy enlutada.

El profesorado y el alumnado perteneciente al taller de teatro de la Concejalía de Mayores interpreta al coro de plañideras que llora al pescado que acabará ardiendo en la hoguera.

La banda de la Escuela Municipal de Música (EMM) entona las notas fúnebres que acompañan a quienes marchan en tan apenado duelo por el fallecimiento de la sardina, pez diseñado y creado por el taller de restauración de la Universidad Popular.

Para reponerse de tan melancólico adiós, la asociación de vecinos Casco Urbano ofrece la tradicional sardinada con la que esta fiesta pagana se despide de Rivas hasta 2019.

 

También te puede interesar