El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, consciente de la situación extraordinaria actual y con la intención de mitigar los efectos económicos que puedan producirse por el COVID-19, así como de facilitar con los medios a nuestro alcance la vida de nuestras vecinas y vecinos, ha decidido establecer una moratoria en los principales impuestos municipales, entre otras medidas.

El Sistema Especial de Pagos (SEP), que establece el pago de los tributos en cinco cuotas, prolonga la segunda cuota y las sucesivas de manera correlativa. El segundo pago y cargo de la cuota, que se produciría el 15 de abril, pasa al 15 de mayo, y así sucesivamente, teniendo lugar la última cuota anual el 15 de noviembre. De esta forma, el Consistorio quiere evitar que la ciudadanía ripense vea el cargo de un impuesto en su banco en plena crisis por el COVID-19.

Asimismo, los periodos impositivos que correspondían al 60/40, sistema por el que pagan sus impuestos quienes no están acogidos al Sistema SEP y al que se acogen muchas PYMES y autónomos, quedan aplazados en su periodo voluntario hasta el 31 de julio, quedando el plazo de final de año como funciona actualmente.

La línea de ‘Ayudas IBI’ (gastos mantenimiento vivienda habitual), ante la situación que se está viviendo y observando la dificultad para llevar a cabo los trámites de las mismas, ha retrasado su publicación, de manera que se evita que más familias queden fuera por imposibilidad de cumplir los plazos. Las mismas serán publicadas más adelante y lanzadas atendiendo y contemplando todas las situaciones, para este ejercicio con mayor crédito presupuestario y en el momento en el que finalice la ‘cuarentena’ impuesta.

Asimismo, los intereses de demora, como un apoyo financiero local transitorio, no se devengarán en los tres primeros meses de aplazamiento tributario.

El Ayuntamiento ya ha puesto en marcha el estudio de una línea de ayuda para que, una vez finalizada la crisis producida por el COVID-19, y atendiendo a todas aquellas situaciones excepcionales con consecuencias evidentes para las familias, autónomos y pequeños comercios ripenses, contribuir desde la corporación local a paliar las mismas.

También te puede interesar