Si 2017 fue un año excepcional en incremento de número de visados de obra nueva, en compraventa de viviendas o en contratación de hipotecas sobre viviendas, todo parece indicar que 2018 no le irá a la zaga. A la reactivación del sector, tímidamente iniciada entre finales del 2013 y comienzos del 2014, cuando la curva de ajuste en el valor de las viviendas cambió de tendencia, le está sucediendo una fase de consolidación de la actividad residencial que apunta claramente a que el sector inmobiliario ha entrado en un nuevo ciclo expansión impulsado por la mejora de los indicadores macroeconómicos, la recuperación del empleo y el repunte de la demanda de viviendas.

La Comunidad de Madrid concentra el 62% de las viviendas que se comercializarán en SIMA y que hasta la fecha han sido comunicadas por los expositores que estarán en la feria. De esta cantidad, casi el 40% está en Madrid capital.

Por distritos de la ciudad, Vicálvaro, uno de los barrios madrileños con más actividad residencial, destaca sobre el resto: solo aquí se comercializa el 22% de la oferta residencial de Madrid capital en SIMA. A continuación, se sitúan los distritos de Villaverde (10%), Villa de Vallecas (9%), Carabanchel y Chamartín (ambos con un 8% de la oferta de la capital), Fuencarral y Hortaleza (ambos con un 6%) y Arganzuela (5%). El resto de los distritos suman en conjunto en 26% de la oferta residencial de Madrid capital en la feria.

El 87% de la oferta residencial de Madrid capital comunicada por los expositores de SIMA corresponde a viviendas libres y el otro 13%, a viviendas con algún tipo de protección. El mayor porcentaje de viviendas protegidas se localiza en los distritos de Vicálvaro (70%), Villa de Vallecas (20%) y Villaverde (10%).

En lo que a la oferta residencial de la Comunidad de Madrid se refiere, Alcalá de Henares, Boadilla del Monte y Getafe lideran el ranking de las localidades con mayor número de viviendas a comercializar en la feria (las tres con un 11% cada una de la oferta residencial de la comunidad de Madrid, excluida la capital). Le siguen Rivas-Vaciamadrid (9%), Valdemoro (7%), San Sebastián de los Reyes y Móstoles (5% cada una), Alcobendas y Arganda del Rey (4% cada una). Las otras localidades de la comunidad de Madrid, excluida la capital, suman el 33% de su oferta residencial en SIMA.

El 85% de la anterior oferta residencial de la comunidad de Madrid, excluida la capital, pertenece a viviendas libres, en tanto el otro 15% tiene algún tipo de protección. Por localidades, Alcalá de Henares, con un 32%, concentra el mayor porcentaje de viviendas protegidas que se comercializarán en la feria, seguida de Arganda del Rey, Arroyomolinos, Getafe, Rivas-Vaciamadrid y Móstoles (todas ellas con en torno al 11% cada una).

En cuanto a su uso principal, el 82% de la oferta residencial de la comunidad de Madrid comunicada por los expositores hasta el momento corresponde a primera residencia, mientras que l 18% restante ha sido calificado por los expositores como “primera vivienda y producto de inversión”. Boadilla del Monte concentra casi la cuarta parte del producto de inversión de la comunidad de Madrid que se comercializará en la feria desde el 31 de mayo hasta el 3 junio. Por su parte, Alcalá de Henares, Arganda del Rey, Rivas-Vacíamadrid y Valdemoro suman en conjunto casi un 40% de la oferta de inversión en la comunidad de Madrid.

Una de las principales novedades de esta nueva edición se SIMA será La Casa Sostenible, una iniciativa conjunta de Breeam, el certificado internacional en construcción sostenible, y del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA), donde sus visitantes podrán sentir y conocer de primera mano, a través de ejemplos concretos, cómo la construcción sostenible ya está mejorando no solo la calidad de los nuevos hogares sino también la calidad de vida de sus propietarios o inquilinos.

De esta manera, los visitantes de la feria que se acerquen a La Casa Sostenible comprobarán in situ y personalmente que el ahorro de agua, sin que esta circunstancia conlleve una pérdida en la calidad y cantidad de su flujo, es una realidad al alcance de todos, al igual que un bajo consumo energético, pero manteniendo los máximos niveles de confort, o una ventilación adecuada del interior de la vivienda cuando lo que se emplea para conseguirlo no son sistemas estáticos y reactivos sinos inteligentes y proactivos.

También te puede interesar