El 68% del total del presupuesto municipal, 74,5 millones, se dedica a gasto social. Las cuentas incrementan un 6,5% el gasto corriente en servicios públicos respecto al ejercicio anterior para adaptarse a la nueva realidad ciudadana en su relación con la administración local.

Se duplica también la inversión municipal respecto a este año; superará los 20 millones de euros sin necesidad de acudir a financiación externa, solo con recursos propios.

El presupuesto, el mayor que jamás ha tenido Rivas, se ha aprobado este mediodía inicialmente en sesión plenaria extraordinaria, incluyendo dos de las enmiendas presentadas por el Partido Popular.

 El Presupuesto del Ayuntamiento de Rivas para el ejercicio 2021 se aborda desde una situación de excepcionalidad provocada por la actual crisis sanitaria, y en el marco de una crisis económica que ha ocasionado despidos, millones de trabajadores en ERTE y que la economía general esté en recesión. El trabajo presupuestario de este ejercicio económico no es ajeno al escenario que nos rodea y por eso, estas cuentas municipales van a servir para transformar la ciudad y tratar de corregir las desigualdades que la COVID-19 ha puesto aún más de manifiesto.

Este presupuesto, el mayor que jamás ha tenido Rivas, se ha aprobado inicialmente en el Pleno extraordinario celebrado hoy telemáticamente, a pesar de los votos en contra de Ciudadanos, PP y VOX. No obstante, las cuentas municipales incorporan dos de las enmiendas presentadas por el Partido Popular.

Con la aprobación del Presupuesto 2021, Rivas, sienta las bases para el desarrollo del municipio en los próximos años, no sólo durante 2021. Pero a pesar de todo, las cuentas para el ejercicio de este año vienen precedidas de la ejecución en plena pandemia mundial del anterior presupuesto municipal (2020), que se ha saldado con un satisfactorio nivel de cumplimiento y de ejecución, puesto que la ejecución en ingresos corrientes ha sido superada alcanzando un 102,74%. A falta de contabilizar el último mes, que es el que acumula el mayor incremento del gasto corriente, éste llega ya al 84,04%.

Eso ha permitido la denominada sostenibilidad financiera, el superávit presupuestario, el cumplimiento de la regla de gasto vigente y el periodo medio de pago a proveedores que se establece en 21 días, muy por debajo de los treinta legalmente establecidos. De hecho, se han ido incorporando remanentes de tesorería a lo largo de los últimos ejercicios económicos, según ha posibilitado esta opción la normativa estatal vigente, para adjudicarse inversiones financieramente sostenibles (IFS) por valor de más de 6,5 millones de euros en 2019, y cerca de 5,5 millones en 2020, gracias a la existencia de liquidez en la tesorería del Ayuntamiento.

Se trata, por tanto, de un presupuesto fundamentalmente equilibrado, que aprovecha la posibilidad -por normativa- de crecimiento y aumento para abordar los proyectos municipales necesarios y paliar los efectos de la crisis para la ciudadanía de Rivas, teniendo en cuenta además el margen que posibilita para este ejercicio el uso de remanentes de tesorería a lo largo de su ejecución.

José Manuel Castro, concejal responsable del área de Economía y Organización, explica al respecto: “Sin olvidar hacia dónde vamos, tenemos que atender las dificultades actuales en estas cuentas. Buscamos a quien más lo necesita, favoreceremos la estructuración social e intentamos no dejar a nadie atrás porque tratamos de redistribuir la riqueza en este presupuesto.”

LAS CIFRAS: GASTO SOCIAL E INVERSIÓN

El Presupuesto consolidado (incluyendo a las empresas públicas Rivamadrid y EMS) para el ejercicio 2021, en términos generales, cuenta con 121.268.744,84 euros de ingresos y 120.293.899,91 de gastos. En cuanto al Ayuntamiento, las cuentas son de 110.111.496,86 euros para ingresos y 110.110.972,83 euros en gastos. Centra su atención fundamentalmente el refuerzo de los servicios públicos (el gasto corriente se incrementa en un 6,5% para servicios públicos), los servicios educativos, el refuerzo en el cuidado de las familias en situación de vulnerabilidad, la rehabilitación y el mantenimiento general de la ciudad y las inversiones de infraestructuras de ciudad para construir y mejorar espacios comunes que permitan el avance del deporte, el ocio y la cultura.

Haciendo una sencilla comparativa, con la aprobación de estas cuentas municipales Rivas gastará 1.280 euros por cada persona residente en la localidad. Y si hablamos del denominado ‘gasto social’ en los presupuestos de 2021 se eleva en estas áreas hasta los 74,5 millones de euros, lo que supone un 68% del gasto total contemplado en las cuentas municipales.

Este presupuesto va a contar con una actividad de inversión, sin acudir a endeudamiento externo, de 19.070.919,00 euros financiados exclusivamente con recursos propios municipales (se duplica respecto al ejercicio anterior), a los que se añaden 1.181.019,90 euros de financiación de fondos europeos y regionales. Se contempla una subida para el gasto corriente en servicios públicos en torno al 6,46%. Y también se proyecta una subida de 5.119.963,86 euros en cuanto a gastos de personal (capítulo 1) con el objetivo de abarcar el refuerzo tan necesario para la gestión de los servicios públicos municipales hacia la ciudadanía, creándose por primera vez dotaciones presupuestarias que facilitan las nuevas formas de trabajo y el acceso a servicios digitales de administración electrónica por parte de la ciudadanía.

Esta nueva realidad necesita que los servicios municipales se ajusten a las necesidades de la ciudadanía, que se produzca un cambio organizativo o una reestructuración diferente que per-mita, por ejemplo, la descentralización de servicios para evitar desplazamientos y la planificación para evitar los grandes aforos o reducirlos. Por poner solo un ejemplo: en los meses de mayo, junio y julio de 2019 el Ayuntamiento recibió 8.000 consultas telefónicas registradas. En los mismos meses de 2020, las consultas telefónicas fueron 49.000. Y las atenciones presenciales diarias, solo en los meses de octubre y noviembre de 2020, llegaron hasta las 7.000 personas. Las necesidades de la ciudadanía han cambiado respecto a su administración local. Y eso tiene que verse reflejado también en estas cuentas municipales. De ahí que se contemplen los ajustes salariales en la reclasificación de la plantilla de Policía Local, por ejemplo, o los planes temporales de empleo (de uno a tres años) que se van a llevar a cabo con la incorporación de personal funcionario interino en diferentes funciones municipales que requieren ese refuerzo ante las nuevas necesidades de la población.

José Manuel Castro, como responsable del área municipal de Economía y Organización, insiste en que “éste es un presupuesto social, y que es clave para consolidad la ciudad apuntando las bases de lo que será el municipio de Rivas dentro de cinco y diez años. Ya tenemos una ciudad consolidada y ahora tenemos que mejorarla y cuidarla.”

LA DEUDA MUNICIPAL

Si este presupuesto sientas las bases del futuro de Rivas Vaciamadrid para los próximos años, es fundamental seguir con la progresiva y eficiente reducción de la deuda municipal realizada hasta la fecha, sin acudir a financiación bancaria externa para la ejecución de inversiones. A falta de concretar el último trimestre anual, el dato oficial es que la deuda viva municipal asciende a 16 millones 500.000 mil euros, y el dato consolidado con ambas empresas públicas (Rivamadrid y EMS) es de 50 mill 900.000 euros. La reducción en los últimos tres años de esta deuda viva ha sido pasar del 89,3% a menos del 35%.

Los ayuntamientos son la administración más cercana y necesaria para la ciudadanía; son el motor fundamental para la dinamización local, social y económica, conscientes además de que el pre-supuesto municipal es la herramienta básica para compensar la situación excepcional que vivimos a día de hoy, y un elemento eficaz para el acompañamiento social y ciudadano que nos permita afrontar conjuntamente como ciudad la crisis actual.

EJES FUNDAMENTALES

El presupuesto 2021 se estructura en cuatro ejes fundamentales de crecimiento que suponen la base de las cuentas que determinarán el Rivas Vaciamadrid de los próximos años:

– El cumplimiento e integración de los objetivos del Pacto de Ciudad suscrito el año anterior.

– La previsión de contingencias derivadas por la actual crisis sanitaria del COVID 19 y sus consecuencias sociales y económicas.

– La reestructuración, optimización y consolidación necesaria en materia de personal municipal y gestión de servicios públicos ante la nueva realidad para la ciudadanía en su relación con la administración local

– El crecimiento efectivo de las inversiones en la ciudad.

Sirva como ejemplo que el presupuesto contempla partidas genéricas en todas las áreas municipales por importe de 300.000 euros para dar cumplimiento a la ‘hoja de ruta’ que aprobó la corporación municipal por unanimidad dentro del Pacto de Ciudad en 2020. Pero además se aumenta el fondo de contingencia hasta 1.500.000 euros, o se crean líneas de ayuda directa a ciudadanía y al tejido empresarial y asociativo de la ciudad. También, con una partida económica que supera el millón de euros, se generan reservas para apoyar la digitalización y el material informático en centros educativos, el proyecto de internet para todos y todas tratándolo como una primera necesidad para la reactivación del comercio, la dotación de internet en escuelas infantiles, colegios y pequeñas empresas. También se contempla la potenciación del servicio Bicinrivas y la red ciclista con carriles bici segregados y protegidos, o el fomento de la movilidad urbana sostenible que se refrenda con la renovación paulatina de la flota de vehículos municipales incorporando coches eléctricos y de bajas emisiones. Pero además las cuentas contemplan créditos presupuestarios específicos para atender contingencias COVID 19 como el refuerzo de limpieza y desinfección en colegios o el aumento de dotaciones en centros educativos públicos.

Mención especial merecen los grandes proyectos de que se iniciarán en 2021, como la construcción de la nueva Escuela de Música junto al Centro Cultural Federico García Lorca, en los locales adquiridos por el Ayuntamiento, el inicio de las obras de urbanización de la parcela que albergará el futuro pabellón polideportivo del barrio de La Luna, la construcción de la primera fase del nuevo CEIP Mercedes Vera o la elaboración del proyecto que, a medio plazo, deberá proceder al cubrimiento de las vías del metro a su paso por Rivas, eliminando las barreras que se producen en la actualidad con estas vías.

Todo esto deriva en unas líneas estratégicas claras porque la inversión en los presupuestos de 2021 se duplica respecto al año anterior (de 10 millones a más de 20 millones para 2021) y sin acudir a endeudamiento externo. Rivas va a seguir invirtiendo en lo público; de hecho, comparativamente sigue siendo este Ayuntamiento el que mayor gestión directa hace de los servicios públicos en toda España, confirmando además que por cada euro pagado en el Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI) en la localidad, la ciudadanía recibe el doble -dos euros- en costes de servicios públicos.

También te puede interesar