Este año el Partido Comunista de España ha extremado precauciones para no encontrarse con el veto de la derecha y ha decidido trasladar el evento a Rivas Vaciamadrid, municipio referente de la izquierda durante décadas.

En este contexto convulso que azota con fuerza a la Comunidad de Madrid, donde las políticas de censura del Gobierno, liderado por el popular José Luis Martínez-Almeida, bloquean los espacios de libertad, y han obligado al PCE a desplazar sus particulares fiestas al municipio de Rivas Vaciamadrid para evitar una “posible cancelación”. Un lugar emblemático y bastión de la izquierda durante prácticamente toda la democracia.

«Rivas fue uno de los frentes donde, por primera vez entraron en combate las brigadas internacionales»

«Es un espacio ideal para la celebración, con una importante carga de reivindicación de la memoria histórica. Durante los tres años que duró la Guerra Civil, Rivas fue uno de los frentes de la contienda y fue el escenario donde, por primera vez, entraron en combate las brigadas internacionales. Nuestra idea, en la medida de lo posible, es mantener la fiesta aquí los próximos años”, asegura el Secretario General del partido, Enrique Santiago.

“Este año hemos querido que la fiesta sea, como siempre ha sido, un espacio de libertad. Hemos tratado de paliar esas actuaciones de recorte de libertades, especialmente de expresión, que el Partido Popular está llevando a cabo”, asegura. Unos recortes que también achaca a los socialistas, a quienes reprocha cierta permisividad: “En el acuerdo para los Presupuestos Generales del Estado acordamos con el PSOE retrotraer las reformas más negativas de la Ley Mordaza o del Código Penal, ese código penal que hoy permite que en España haya tuiteros, cantantes o artistas encarcelados”, denuncia.

El partido liderado por Pedro Sánchez –explica Santiago– ha ignorado esos acuerdos y ha permitido una ofensiva para las libertades, pero “nosotros nos hemos esforzado por traer a nuestra fiesta a los artistas que el PP ha intentado silenciar –recientemente Def con Dos, Luis Pastor o Pedro Pastor– y que compartiendo escenario con otros cantautores y productores que reivindican una cultura popular al servicio de las mayorías”.

Organizadas este fin de semana bajo el lema ‘La vida son dos días; la Fiesta del PCE, tres’, los actos centrales tuvieron lugar durante la tarde del sábado con la participación  del coordinador general de IU, Alberto Garzón, que ofreció, junto a la politóloga Arantxa Tirado, el debate ¿A quién vota la clase trabajadora? Después intervino Dilma Rouseff, expresidenta de Brasil, en el debate ‘Por la libertad de Lula’, en el que exigió la absolución de su compañero y también expresidente brasileño Lila Da Silva.

Un emotivo encuentro que se cerró con el mitin central del acto, presidido por Enrique Santiago junto a Guillermo Úcar, secretario general de la UJCE; Alma Martínez, directora de la Fiesta; Álvaro Aguilera, secretario general del PCM y Cristina Simó, secretaria del Área de Feminismo del PCE.

Sobre el escenario, y ante la atenta mirada de los militantes y simpatizantes que se acercaron al espacio, Santiago aprovechó para dejar clara su apuesta por la unidad de la izquierda y su apoyo a Unidas Podemos, a quienes definió como “la herramienta más eficaz” para “evitar un cerrojazo neoliberal” a la crisis del sistema que se desató en 2008. “Hoy más que nunca, una de las principales tareas del PCE es mantener la unidad de las fuerzas antineoliberales, como antes fuimos los guardianes de la unidad antifascista o los constructores de unidad contra la dictadura”, ha proclamado Enrique Santiago. Aprovechó la ocasión también para estresar su desconfianza a un PSOE que “nunca ha tenido voluntad de alcanzar un acuerdo con UP” y que prefiere “mirar a su derecha” para lograr acuerdos.

El secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha sido el encargado de poner el broche de oro al evento. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha lamentado que los líderes de Equo y Podemos en Murcia se vayan a sumar a Más País, el proyecto de Íñigo Errejón, aunque defiende que en las elecciones del 10 de noviembre en Unidas Podemos «estarán los mismos» que estuvieron en los comicios del 28 de abril. Ha reflexionado sobre la marcha de Equo y Podemos Murcia a Más País, argumentando que «todo el mundo es adulto» y se debe respetar a quienes «cambian de partido».

Una intervención que pone punto y final a una histórica fiesta por la que han pasado más de 30 artistas, decenas de presentaciones literarias, actos, debates, tertulias y exposiciones, y que un año más se ha consolidado como el principal acto político y cultural de Madrid. Un espacio de libertad, de pensamiento crítico, de lucha internacional, de contracultura y, también, de mucha diversión.

El PCE asume el reto de “mantener la unidad” de las fuerzas antineoliberales: “Ya fuimos los guardianes de la unidad de los demócratas”Enrique Santiago apela al legado histórico del PCE como forjador de acuerdos de las fuerzas antifascistas y por la democracia: “La unidad es imprescindible en el momento actual”.

El PCE reclama su papel ante la historia y asume su responsabilidad en el momento presente. Lo ha hecho en boca de su secretario general, Enrique Santiago, durante su mitin central en la Fiesta que el partido celebra anualmente, este año en la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid. “Hoy más que nunca, una de las principales tareas del PCE es mantener la unidad de las fuerzas antineoliberales, como antes fuimos los guardianes de la unidad antifascista o los constructores de unidad contra la dictadura”, ha proclamado Enrique Santiago.

El auditorio Miguel Ríos ha acogido a más de 5000 personas que han abarrotado el encuentro en el que Santiago ha arengado a las bases comunistas a que sigan construyendo el legado histórico del PCE que “ha sido herramienta de construcción de unidad popular”. “Estamos empeñados en alcanzar ese bloque histórico que dé lugar a una mayoría de gobierno de la izquierda”, ha dicho.

Para ello, Santiago ha apelado a mantener la cohesión interna tanto en el PCE como en IU y “avanzar en organizar el trabajo conjunto de Unidas Podemos”, en los conflictos y en la sociedad. Eso sí, ha señalado, “conscientes de los muchos intentos del sistema de destrozar a la coalición que hoy es el arma política más fuerte de la clase trabajadora de España”.

“La unidad es imprescindible en el momento actual”, ha afirmado Enrique Santiago que ha hecho un llamamiento a “todas las gentes de bien que viven en España a que se sumen a la lucha popular en este momento sin duda histórico” y que lo hagan de “la forma más eficaz” que es “nutriendo las filas del Partido Comunista de España y a través del PCE, reforzando Izquierda Unida y Unidas Podemos”.

Ante la celebración de unas nuevas elecciones generales, Enrique Santiago ha insistido en que “ni las hemos querido ni las hemos provocado” por lo que el PCE trabajará por mantener – y si es posible incrementar – el proceso de construcción de unidad popular y electoral a través de Unidas Podemos, que ha definido como “la herramienta más eficaz en este momento para evitar un cerrojazo neoliberal de la crisis que padece el régimen”.

En un discurso que ha sido un recorrido histórico por el papel de forjadores de unidad popular que ha tenido el PCE a lo largo de su existencia en España, el líder de los comunistas ha recordado que los “ataques” a la unidad han sido una constante. “Lo hicieron en la década de los 70 con el PCE, en los 90 con IU. Siempre que hemos amenazado la estabilidad de su sistema nos han atacado”. Para Santiago, hoy esta estabilidad la pone en jaque Unidas Podemos, y por ello “sentimos la amenaza que sufre nuestro espacio político”.

Por ello, Enrique Santiago ha trazado como tarea del PCE la preservación del espacio unitario de Unidas Podemos y se ha apoyado en los grandes referentes del Partido en España, José Díaz y Pasionaria. “Ambos dirigentes sembraron la semilla del Frente Popular”, ha recordado Santiago.

“Si nos quieren separados y débiles, nos tendrán juntos y fuertes”, ha proclamado.

También te puede interesar