La actividad de las familias y comercios aumenta en Navidad y, por eso, la empresa municipal Rivamadrid refuerza su servicio para afrontar con más efectivos la recogida de residuos o la limpieza de las calles de la ciudad. Esta campaña, que supone un incremento de los efectivos que trabajan en la calle, se inició a principios de diciembre y se prolongará hasta mediados de enero de 2018.

La plantilla de la empresa pública de servicios de Rivas ha previsto en este periodo 14 nuevas contrataciones temporales de apoyo. Además, se refuerzan los turnos para asumir la acumulación de la basura en los contenedores en estas fechas y que, en 2016, supuso un aumento del 78% si la compara con los residuos que se recogen durante el resto del año. En un día normal se retiran 56,7 toneladas de residuos en la ciudad, mientras que en Navidad la cifra se eleva a 101 toneladas.

Otra de las medidas adoptadas es el incremento del vaciado de los contenedores amarillos (envases de plástico, latas y briks) y azules (papel y cartón), pasando a la frecuencia de 72 a 48 horas. Asimismo se ha previsto un refuerzo especial de las labores de recogida en estos recintos de reciclaje para los días 26 de diciembre y 2 de enero, ya que el 25 de diciembre y el 1 de enero son los dos únicos días del año en los que la plantilla de Rivamadrid descansa en su totalidad. También se redoblará la recogida los días 6 y 7 de enero, fechas posteriores a la fiesta de Reyes. Desde Rivamadrid se pide colaboración a la ciudadanía para espaciar, en lo posible, el vertido del embalaje de los regalos y así impedir una acumulación excesiva de estos restos en torno a los contenedores en estas fechas.

El refuerzo también se aplica al servicio de la limpieza viaria: aumentan las acciones de limpieza con agua a presión y productos contra las manchas en el acerado del municipio, incorporando temporalmente una hidrolimpiadora eléctrica (que apenas emite ruido). La limpieza viaria se potencia también en las zonas comerciales, con una mayor frecuencia de vaciado de papeleras. El desbroce de aceras y la retirada de voluminosos de solares son otras dos labores que se intensifican esta Navidad. Durante 2016, tal y como se afirma en la Memoria anual de Rivamadrid, se limpiaron 146 km2 de calles de la ciuda

 

También te puede interesar