Hoy es lunes.
No me gusta estar encerrado.
No me gusta que tú lo estés también.
No me gusta mirar por la ventana y sospechar de los 4 peatones sin perro
ni bolsa que caminan como furtivos.
No me gusta este miedo pringoso que impregna mi vida, mis cosas, mis
libros.
No me gusta tener que salir cada día a aplaudir a los héroes que no
quieren serlo y que ahora se ven en los altares aupados por los mismos
que les quitaron presupuesto y derechos.
No me gusta poner la tele y ver al JEMAD con una escalofriante cara de
satisfacción afirmar que esto es una guerra y que todos somos soldados
(¿perdón?, eso lo será usted, que cobra por ello).
No me gusta que me/nos hagan responsables de una crisis sanitaria sin
precedentes los que nunca hicieron nada por este planeta que tan
«poéticamente» parece estar devolviéndonos el golpe.
No me gusta oír que andan eligiendo a quién salvan y a quién no por
falta de recursos, mientras algunos de los sinvergüenzas que provocaron
esta escasez se curan ahora en hospitales públicos.
No me gusta que mi país tenga un rey que no elegimos, que no sirve (ni
a su pueblo ni para nada) y que sistemáticamente tapa la corrupción de
su estirpe y encima escucharlo decir que unidos lo conseguiremos.
No me gusta lo enrarecido que se está poniendo el aire por tanta
libertad en estado de coma.
YO ME QUEDO EN CASA.
Pero no me pidáis que además me guste, que no vea lo que hay, que no
suponga lo que se cuece, que no maldiga lo que está por venir y que no
imagine a unos cuantos frotándose las manos con todo esto.
YO ME QUEDO EN CASA por responsabilidad y porque creo en la ciencia que
me pide con argumentos sólidos que me quede.
Pero milongas patrioteras, ni una.
Gracias.
HOY ES LUNES
(Autor desconocido)