En un acto tremendamente emotivo, el alcalde presidente de Rivas Vaciamadrid, Pedro del Cura, acompañado de la Junta de Portavoces y de la actual corporación en el Ayuntamiento, celebraron un acto de reconocimiento a la primera corporación democrática, precisamente el mismo día en el que se celebraron las elecciones para constituir los primeros ayuntamientos democráticos de nuestro país, justo ahora hace 40 años. En el acto estuvieron los concejales homenajeados que formaron parte de esa primera corporación en democracia, además de familiares y ediles de anteriores legislaturas en el Ayuntamiento.

“Este es un acto homenaje que los concejales actuales hacemos a todos los otros concejales y concejalas que han pasado por aquí y que hicieron posible que hoy esta ciudad sea lo que es”, dijo P. del Cura como apertura del acto.

El que oficiaba como Secretario del acto era Jacinto Martín de Hijas, el que ha sido Secretario Mayor del Ayuntamiento durante casi todos estos años (hasta hace dos legislaturas), “este tres de abril tiene un doble sentido, los 40 años que han pasado desde la primera corporación democrática y también los 40 años que tuvimos que esperar para que así fuera”.

Los portavoces de los grupos que hoy componen el Pleno y el mismo alcalde, impusieron sendas medallas a los concejales que formaron aquella primera corporación. Una vez pasado ese momento, el alcalde actual Pedro del Cura cedió su sitio y su bastón de mando a Antonio Martínez Vera, el primer alcalde del periodo democrático. Martínez Vera se dirigió a los presentes “Prácticamente de la nada empezamos y hemos llegado donde hoy estamos, la mejor ciudad del mundo. Tengo que recordar y felicitar a los miembros del grupo independiente, del grupo socialista y a los del grupo comunista, que me acompañaron en ese primer gobierno y que con su sensatez y buen hacer pusimos los cimientos de todo lo que vino después – Gracias por ser como fuisteis-”. “En este pequeño pueblo había entonces 818 habitantes y se emitieron 437 papeletas de voto, hoy somos más de 90.000 vecinos y vecinas”. “Fueron años de mucho miedo y también mucha ilusión, pero éramos hombres decididos a construir y con capacidad de acuerdos”. “Empezamos con un presupuesto de 450.000 pesetas y fuimos capaces de iniciar lo que hoy es esta ciudad”. “Nosotros marcamos las directrices y las corporaciones que han venido después han seguido la huella y les felicito por ello”.”Gracias también a promotores, constructoras, cooperativas,…, por la confianza que depositaron en nosotros”. “Todo salió de este pequeño pueblo (el Casco Urbano) y entre todos y todas tenemos que seguir apostando por él”.

Una vez finalizado el acto, y tras las fotografías de grupo que se realizaron en la plaza del Ayuntamiento, todos juntos acudieron a la Plaza de la Libertad a tomar un aperitivo.

Conmemorativa de estos 40 años, se ha colgado una exposición fotográfica, que está ubicada en once farolas en la calle San Isidro. Son todas imágenes antiguas cedidas por ciudadanos ripenses, y recopiladas por Arturo Ledrado.

 

También te puede interesar