Continuando con el artículo anterior, este mes hemos realizado dos mesas utilizando como base unas ruedas de coche desechadas.

MATERIALES 

  • Dos cubiertas de una rueda de coche
  • Dos trozos de madera contrachapada para cada rueda
  • Tornillos
  • Unas ruedas o patas dependiendo de la altura que le queramos dar al asiento
  • Pegamento de contacto
  • Una pistola de pegamento plástico con sus correspondientes barras de pegamento
  • Un rollo grande de cuerda
  • Un rollo grande de trapillo
  • Un ganchillo
  • Barniz al agua
  • Brochas

REALIZACIÓN

Os repito todos los pasos que ya hicimos en el artículo anterior y que tendréis que hacer para cada una de las ruedas:

  • Lavamos profundamente las ruedas para quitarles la suciedad. Mientras se seca cortaremos dos círculos de contrachapado para poner de tapas en la rueda.
  • Atornillamos la tapa inferior a la rueda colocando a continuación las ruedas o patas en función de lo que hayamos elegido. Atornillamos a continuación la tapa superior.

Para la rueda cubierta con cuerda, localizamos el centro de la tapa superior que es el punto de origen del trabajo y damos un punto de pegamento con la pistola de pegar y comenzamos a enrollar. Según vamos enrollando la cuerda en forma de caracol iremos dando puntos de pegamento con la pistola y poniendo entre los puntos de plástico pegamento de contacto. Cuando toda la  cuerda esté cubierta hasta la base con la cuerda, la protegemos dando un par de manos de barniz al agua.

Para la otra rueda hemos realizado a ganchillo una funda con trapillo. El detalle de esta rueda es que hemos puesto como detalle un par de cinturones como decoración/sujeción

Mª Dolores Fernández