El Gobierno de José Luis Martínez-Almeida ha asegurado este miércoles que no gestionará los residuos de las localidades de Rivas Vaciamadrid y de Arganda del Rey si el Consistorio madrileño rechaza albergar la basura de la Mancomunidad del Este, al colmatar el vertedero de Alcalá de Henares.

Una advertencia que el PP ha hecho al tiempo que su socio de Gobierno, Ciudadanos, se ha desmarcado de nuevo, al apoyar el veto a los residuos de la Mancomunidad del Estado se traten en la planta de Valdemingómez, junto a PSOE y el proponente, Más Madrid.

La vicealcaldesa Begoña Villacís ha argumentado que ya rechazaban que los vecinos de Vallecas pagarán las consecuencias de que otras localidades no hicieran los deberes cuando eran oposición y que mantienen esta postura.

El partido naranja ha incorporado una enmienda en la que demandan que tanto Rivas como Arganda del Rey elaboren planes para tratar «prioritariamente por sus medios propios o mancomunados» la basura que generan.

Además, a propuesta del PSOE, el Pleno ha instado a que el Consistorio cumpla con el cierre de la incineradora de Valdemingómez en 2025 y un elabore un informe sobre el impacto de albergar más basura, con una proposición a la que se han abstenido tanto el PP como Vox.

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante ha acusado a Más Madrid y al PSOE de falta de solidaridad con la corona metropolitana y ha denunciado que Arganda debe a la capital 12 millones por gestionar sus residuos y Rivas Vaciamadrid tiene una deuda de 7 millones.

«Si finalmente la decisión que se adopta es que el Ayuntamiento no acoja las 220.000 toneladas, nosotros creemos en la solidaridad pero también en la justicia y en la igualdad de trato: ningún municipio de la Comunidad de Madrid vertirá», ha asegurado Carabante.

Carabante ha responsabilizado al PSOE de la crisis por el retraso de la planta de tratamiento de Loeches, que se abrirá en 2020, porque la Mancomunidad del Este está presidida por el regidor de Alcalá de Henares, el socialista Javier Rodríguez de Palacios

Desde Más Madrid, Paco Pérez ha rechazado que se perpetúe a Vallecas como el receptor de los residuos de toda la Comunidad.

Además, el edil del PSOE Alfredo González ha defendido que fue la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre la que dejó a su «suerte» a las localidades, al traspasar la gestión de residuos a las Mancomunidades con vertederos a punto de colmatar y sin dotarlas de recursos.

El portavoz de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), Enrique Villalobos, ha considerado que el consenso para que Madrid no asuma los residuos de la Mancomunidad del Este es «un paso más en la batalla por conseguir descontaminar Vallecas y tener una mejor gestión de los residuos».

También te puede interesar