Desde ayer se viene produciendo cierto revuelo entre los comerciantes instalados en los locales propiedad de la Cooperativa Covibar  y también en redes sociales.

Dicho revuelo es debido a una escueta carta que los comerciantes han recibido de sus ‘caseros’, la Cooperativa, en la que les dicen que “igual que los meses anteriores, en este mes de abril tendrán que ingresar el alquiler correspondiente a su local. La Cooperativa no puede reunirse y no se han podido acordar ninguna otra medida”.

Los comerciantes muestran malestar, no solo porque por parte de los propietarios no tengan en cuenta la situación que estamos atravesando, sino también por la escueta misiva y mucho más por la justificación de no haber tomado otras decisiones ‘por no haber podido reunirse’, algunas dicen que si “no saben que las video-conferencias existes,…, u otras cosas”.

Puestos al habla con miembros del Consejo Rector de la Cooperativa nos dicen que: “la Cooperativa está estudiando las varias medidas aprobadas por el gobierno de la nación, para  entresacar aquellas a las que tanto los comerciantes como la misma Cooperativa puedan acogerse, o incluso y en última instancia la posibilidad de un crédito blando de los anunciados en el último decreto.

También nos comentan de la idiosincrasia propia de este barrio, donde más de la mitad de los comercios están abiertos, puesto que son de alimentación, actividades sanitarias, iglesias, estanco, etc., aquellas que no están sujetas a cierre por la cuarentena.

La Cooperativa, nos indican, observando la prudencia de que no hay ninguna decisión aún, negociará los casos particulares y estarán abiertos a posibles aplazamientos y fraccionamiento de pagos. Incluso alguno de los miembros de la junta (a título particular) opinan que ‘si algún negocio tiene que cerrar a causa de este parón, como las casas de apuestas, que lo hagan, no les pondrían ninguna pega…”.

Carta mandada por los comerciantes :

A la atención del presidente de la cooperativa Covibar

Sr  José Jorge García Machón

Los abajo firmantes exponemos:

Debido a la situación de emergencia sanitaria por todos conocida, la mayoría de arrendatarios de los locales comerciales de Covibar nos hemos visto obligados a paralizar parcial o totalmente nuestra actividad con un perjuicio en nuestras economías que nos ponen en una situación muy comprometida, no obstante, antes del cierre total, la mayoría ya habíamos tenido un descenso considerable en la facturación y cada uno en su medida ha sufrido un grave impacto en su economía, teniendo que hacer frente a los recibos pendientes de proveedores, salarios , cotizaciones, impuestos etc, lo que implica que esta situación tan grave puede acarrear el cierre de muchos de los negocios.

También prevemos que la vuelta a la actividad no va a ser fácil y que volver al ritmo necesario para sanear nuestra economía no va a ser tan rápido como sería deseable.

Por ello, Instamos a la cooperativa para que se abra al diálogo con los comerciantes que tanta vida y tantos servicios proporcionan al barrio y proponga medidas que nos ayuden a remontar en estos momentos tan difíciles.

Estamos viviendo una situación extremadamente complicada para todos, necesitamos vuestra ayuda para seguir adelante con nuestros pequeños negocios, en la mayoría, negocios familiares que constituyen la fuente principal de ingresos de muchas familias.

Muchas gracias por su atención y solidaridad.

También te puede interesar