El Tribunal Supremo en el mes de Septiembre ha admitido a trámite el recurso planteado por las ONG Ecologistas en Acción, Greenpeace y Oxfam Intermón contra el Gobierno de España por su «insuficiente» acción contra el cambio climático, iniciandose así el interesantísimo primer litigio climático contra el Gobierno de España, similar al iniciado en otros países desarrollados como Estados Unidos , Australia, Canadá, Alemania, Francia, Bélgica, India o Nueva Zelanda …… De esas demandas foráneas destaca la de Holanda, donde la Fundación Urgenda ha logrado este año una histórica sentencia del Tribunal Supremo, que condena al Gobierno por incumplir los compromisos previamente adquiridos en relación con la mitigación climática, violando con ello los derechos fundamentales de las generaciones presentes y futuras.

Ahora el Gobierno tiene 20 días para remitir el expediente administrativo correspondiente al caso por el que se le demanda. Tras ello, el Tribunal Supremo emplazará a las organizaciones para que formalicen su demanda, en la que se expondrán los argumentos por los que consideran que el Gobierno está incurriendo en una grave inactividad frente al cambio climático.

Las ONG en su escrito inicial acusan al Gobierno español por incumplimiento de sus obligaciones climáticas.

El incumplimiento principal alegado es que, diez meses después de que finalizara el plazo fijado por la UE, el Gobierno continúa sin aprobar un Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) y una Estrategia a Largo Plazo (ELP) que definan la hoja de ruta para reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera, responsables del calentamiento global.

Además, las organizaciones denuncian que en el PNIEC se prevé una reducción del 23 por ciento de las emisiones en 2030 respecto a 1990 y la ELP prevé una descarbonización muy tardía, para 2050. Estos objetivos son, a su juicio, muy lejanos a las recomendaciones del Panel Intergubernamental de Expertos para el Cambio Climático de la ONU (IPCC), que plantean que España debería fijar al menos una reducción de al menos el 55 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero en 2030 respecto a los niveles de 1990 para poder mantener el objetivo acordado en el Acuerdo de París de no superar el aumento global de la temperatura del planeta en 1,5º a final de siglo.

Asimismo, Ecologistas en Acción, Greenpeace y Oxfam Intermón consideran que las políticas del Gobierno continúan siendo «muy insuficientes» para mitigar el cambio climático y salvaguardar un medio ambiente saludable en el que las generaciones presentes y futuras puedan vivir en condiciones dignas y saludables.

Ernesto Prieto Sánchez