Presentación del libro “Pedagogía Libertaria”, Ana Sigüenza (Ediciones Antorcha). Debate posterior. Ludoteca infantil contigua – 23/05/2019 a las 18:00 horas salas 6 y 7 del Bhima Shanga.

Exposición sobre Sebastian Faure y su experiencia en La Ruche (La Colmena) – Del 9/05/2019 al 9/06/2019 en el hall del Bhima Shanga.

Año tras año por estas fechas, cientos de familias ripenses se plantean el proceso de escolarización de sus pequeños. Inmersas en la vorágine de puntuaciones, listados y demás procesos, es bueno revisar los criterios pedagógicos que rigen el aprendizaje de los ciudadanos y ciudadanas del mañana.

En medio de esta locura, nos apetece más que nunca la presentación a manos de su autora de “Pedagogía Libertaria”, escrito por Ana Sigüenza (Ediciones Antorcha). Se trata de un compendio de las diferentes escuelas pedagógicas antiautoritarias y cómo se han puesto en marcha a lo largo de la reciente historia, desde Rousseau, los revolucionarios franceses, Godwin… Hasta Paideia.

Como nos apetece poder conciliar nuestras necesidades familiares con la escucha activa y posterior debate, el espacio estará habilitado para acudir con crianzas, y se preparará un aula contigua a modo de ludoteca.

De manera paralela y a partir del 9 de mayo, podrá verse también expuesto en el hall del Bhima Sangha una exposición en paneles y fotografías que rescata la figura de Sebastián Faure, así como la experiencia de la escuela libertaria La Ruche. La escuela seguía los mismos principios que la escuela de Cempuis, y sus principios fundacionales eran similares a los conceptos de «educación permanente» de Proudhon y el «buen nacimiento, buena educación y la buena organización social» de Paul Robin. La enseñanza buscaba el desarrollo intelectual, técnico y moral.

Las tres principales esferas de la pedagogía se cumplían a través de las clases, el trabajo en el campo y las actividades necesarias para asegurar la autosuficiencia de la escuela. Se inculcaban el respeto de la autonomía del niño, la falta de rangos o cualquier otra forma de clasificación (salvo algunas de las actividades se reservan a determinados grupos de edad), el método positivo o racionalista, la educación mixta, la educación sexual…

“De ahí las numerosas experiencias pedagógicas que surgieron en las prostrimerías del s.XIX en donde se enmarca la experiencia de La Ruche; si Paul Robín levantó un orfelinato y Francisco Ferrer una escuela, Sébastien Faure sintetizará ambos planteamientos y creará una verdadera colonia con todos sus miembros confraternizando en igualdad y en donde se pondrán en práctica todos los nuevos planteamientos pedagógicos. Sin alumnos, no había escuela y, por lo tanto, tampoco profesores, sólo compañeros y compañeras que compartían sus conocimientos haciendo del aprendizaje un proceso natural. La Ruche, por lo tanto, debemos considerarla como un hito en la historia de la pedagogía moderna, muy a pesar del olvido imperante sobre lo que llegaron a construir unas simples personas con la fuerza de sus ideas”.

También te puede interesar