Este año, la vuelta al cole está llena de incertidumbres. Así nos lo ha hecho llegar el conjunto de la comunidad educativa de Rivas. Aún hay mucha inquietud porque la Comunidad de Madrid no ha despejado las condiciones en las que ha empezado este curso lectivo. El Gobierno regional presentó el pasado 25 de agosto un plan para el comienzo de las clases -que conocimos por los medios de comunicación-, pero sin concretar los recursos que destinará a cada municipio.

Un día antes de este anuncio, mi compañero y concejal de Educación, José Alfaro, envió una carta a la Dirección del Área Territorial de Madrid Este solicitando una reunión para poder aclarar todas las cuestiones que el inicio de curso plantea que nos ocupan y preocupan. Porque más allá de los anuncios es imprescindible que la Comunidad dote a los centros educativos de nuestra ciudad de todos los medios necesarios para garantizar una vuelta a las aulas de manera presencial y segura.

La organización de una vuelta lo más segura posible a las aulas para nuestros y nuestras peques, docentes y familias es nuestra máxima prioridad. Desde el Ayuntamiento vamos a centrar todos nuestros esfuerzos en reforzar la vuelta al cole. Nos hemos reunido con los equipos directivos de los colegios públicos para poner en común las necesidades de cara al curso escolar: tendrán a disposición todos los espacios municipales disponibles en horario lectivo; facilitaremos recursos para paliar la brecha digital, como ya hicimos durante el estado de alarma; el servicio de acogida seguirá garantizado; reforzaremos la limpieza de los centros y vamos a estudiar la creación de nuevos accesos a los colegios.

Una de las medidas planteadas por la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, para asegurar las medidas de distancia es la disminución de las ratios en las aulas y para ello haría falta la reorganización de los espacios en los centros educativos para ampliar el número de clases. Sin embargo, como sabéis, en Rivas declaramos la emergencia educativa porque ya tenemos los coles colapsados. Nuestros centros educativos públicos hace tiempo que superan con creces el número de alumnado que deberían albergar y se han visto obligados a reconvertir en aulas espacios destinados a otras actividades. Es por eso que no hemos cedido en nuestro empeño por lograr que la Comunidad termine el CEIPSO La Luna y construya los nuevos CEIP Mercedes Vera y el IES Margarita Salas. Hemos logrado que la Comunidad se comprometa a terminar La Luna y tener el nuevo colegio para el inicio del próximo curso.

Desde el Consistorio, como siempre, también nos hemos puesto a disposición de la Comunidad de Madrid para garantizar que el regreso a las aulas sea presencial y seguro. No podemos olvidar que los centros educativos fueron de los primeros en tener que cerrar sus puertas a causa de la crisis sanitaria como una de las primeras medidas urgentes para controlar la propagación del virus. Como tampoco podemos olvidar lo que ha supuesto el confinamiento para los niños y las niñas en su desarrollo personal y emocional. Además, la escuela pública es el espacio que vela por la igualdad de oportunidades para que ningún alumno o alumna se quede atrás por su contexto socioeconómico.

También te puede interesar