Me gustaría aprovechar esta oportunidad para poder agradecer el apoyo recibido por los vecinos y las vecinas de Rivas durante el tiempo que he sido el Secretario General de Podemos en este fantástico municipio. Ha sido un tiempo complicado, estábamos empezando, aprendiendo, construyendo organización, compartiendo ilusiones…

Durante la campaña de Rivas Puede se nos acusó de no ser Podemos, de no estar haciendo las cosas bien. Sin embargo, nosotros teníamos claro que debíamos llevar nuestro proyecto político al Ayuntamiento de Rivas, que éramos alternativa de gobierno, y que debíamos tratar de crecer y democratizar las decisiones.

En esto último todavía tenemos que mejorar, pero estamos en ello, vendrán novedades a partir de septiembre. Pero sí es verdad que somos diferentes y tenemos que seguir siéndolo.

No podemos perder más gente por el camino, necesitamos participación de los vecinos y vecinas de Rivas para poder construir un municipio mejor, para poder tomar mejores decisiones. Desgraciadamente, que las dinámicas de las primarias internas sean tan duras, que nunca haya igualdad de condiciones, que de repente participen famosos, conocidos, que unos cuenten con el apoyo del aparato y otros no… No anima a participar en las votaciones. Debemos hacer política de cercanía, y es por lo que seguimos apostando. Qué sean los vecinos y las vecinas de Rivas quienes decidan la política que debe hacerse aquí, que somos quienes lo conocemos, quienes lo vivimos.

Por eso me despido como Secretario General y le deseo mucha suerte a quien ha ganado las elecciones, pero no me despido de vosotros y vosotras, porque vais a seguir viéndome, encontrándome, trabajando conmigo. Porque voy a seguir luchando por un Rivas mejor, más democrático, más autónomo, más sostenible. Por un Rivas más amable y por un Podemos que devuelva la ilusión a sus inscritos e inscritas.

Porque Rivas nos ofrece multitud de posibilidades de construir ciudad: transportes, energías renovables, centros deportivos, servicios para jóvenes y, por supuesto, para mayores. Pero también nos ofrece multitud de posibilidades de construir comunidad: espacios diversos de participación, dar a conocer los productos locales, que, por cierto, son de una enorme calidad… Lugares donde trabajar y decidir juntos y juntas.

Sigo creyendo que no hemos perdido la oportunidad de presentar un proyecto de gobierno para el municipio, distinto al de cualquier otra fuerza política. Sigo pensando que podemos hacer las cosas de manera diferente y, sobretodo, sigo pensando que Rivas merece la pena, pero más aún la merecen sus gentes