La Comunidad de Madrid ha anunciado que trabaja en el Plan de Recuperación Turística de la región como consecuencia de la evolución del COVID-19, una iniciativa que comprenderá dos fases que evolucionarán gradualmente según se incorpore el turismo interno y externo al mercado, y que contendrá un protocolo de seguridad diseñado junto con el sector hotelero.   Así, en una primera fase se primará el turismo de proximidad y se focalizará la promoción turística de la región en los madrileños y ciudadanos de comunidades colindantes. Según ha explicado la consejera de Cultura y Turismo, Marta Rivera de la Cruz, se trata de “recuperar el turismo de interior, las visitas al patrimonio histórico-artístico y el turismo de naturaleza”.

De este modo, y a medida que las restricciones de movilidad se eliminen y siguiendo siempre criterios sanitarios, desde la Consejería de Cultura y Turismo se evolucionará gradualmente el plan de promoción, integrando a otros mercados nacionales y, por último, al mercado internacional.

En la misiva se urgía al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo a que pusiera en marcha lo antes posible una hoja de ruta que permita al sector turístico retomar su actividad, de forma escalonada y teniendo siempre en cuenta los criterios que establezcan las autoridades sanitarias. “Lo que se ha propuesto al Gobierno central es que se reactive el sector con una actividad controlada en alojamientos turísticos y hostelería, que permitirá la supervivencia de muchos negocios y el mantenimiento de miles de puestos de trabajo”, ha dicho Rivera de la Cruz.

También te puede interesar