No habrá Fiestas Patronales en Perales de Tajuña este año. Así lo acordaron, este miércoles, y por unanimidad todos los concejales del Ayuntamiento y la alcaldesa en una reunión en la que la decisión estuvo marcada por “el sentido común, la responsabilidad y la imposibilidad de garantizar la seguridad de todos los vecinos”.

Una decisión “muy difícil de tomar”, como explicó la alcaldesa, Yolanda Cuenca, pero necesaria ante la situación de emergencia decretada, por lo que lo más responsable es evitar las grandes concentraciones de público que se dan durante esas fechas, un aspecto en el que los concejales de Festejos y Festejos Taurinos, Gema Fernández y Sergio Bermejo, también coincidieron con la opinión de la líder de la oposición, Tania Montegrifo.

Los multitudinarios eventos taurinos y orquestas, pero también actividades con menos concurrencia de público podrían convertirse en un foco de transmisión importante del covid-19, máxime cuando los expertos esperan un rebrote del virus tras el verano.

Y es que sobre la mesa estuvo en todo momento la imposibilidad de garantizar la seguridad de los vecinos. Un aspecto que también apuntaron el sargento de la Guardia Civil y el jefe de la Policía Local, presentes también en la reunión. Una razón de peso en la que, además, se tuvo en cuenta que, cada año, el municipio recibe a miles de visitantes, ya que es el único pueblo en Fiestas en esas fechas en el sureste de Madrid.

Durante la reunión también se descartó la posibilidad de organizar eventos con aforo, porque, aunque se limitase el número de personas en un recinto, sería imposible controlar a la gente que se quedase fuera. Algo a lo que se suma la dificultad de limitar a los vecinos el acceso a actos de sus propias Fiestas.

“La salud debe estar por encima del ocio y la diversión”, comentó Cuenca, quien quiso poner en valor el “esfuerzo colectivo de todos los peraleños” durante el confinamiento para que no se hayan registrado apenas casos en el pueblo. La alcaldesa también quiso señalar el gasto de más de 40.000 euros que, en estos tres meses de pandemia, ha tenido que afrontar el Ayuntamiento en medidas preventivas y de desinfección.

La decisión, que también se trasladó ayer a representantes de la juventud en una reunión con las peñas, sigue las recomendaciones sanitarias decretadas por el Gobierno, que instan a las administraciones públicas a “adoptar las medidas necesarias para garantizar una distancia interpersonal mínima de 1,5 metros y evitar las aglomeraciones”

También te puede interesar