El Ayuntamiento de Perales de Tajuña ha preparado una batería de medidas encaminadas a reforzar las medidas de seguridad y prevención en los centros escolares decretadas por la consejería de Educación. Son más de 42.000 euros los que se destinarán este curso escolar para contratar una educadora más en la Casita de Niños, reforzar el servicio de limpieza de toda la zona escolar o dotar a los centros de herramientas contra el coronavirus.

Con el objetivo de conseguir una vuelta al cole más segura, tanto para los alumnos como para sus familias, el Consistorio ha establecido unos protocolos que pasan por, entre otras medidas, incrementar la limpieza en el CEIP Nuestra Señora del Castillo con un trabajador que, durante todo el horario escolar, se encargará de la desinfección y limpieza de las aulas y espacios comunes. Un servicio que se suma a la limpieza habitual del centro.

Por segundo año consecutivo, el colegio contará con una enfermera que hará las funciones de coordinadora covid del centro. Todo gracias a las gestiones que la dirección del CEIP y el Ayuntamiento han mantenido con la Dirección de Área de la Comunidad de Madrid.

“Las circunstancias nos obligan a emprender el curso de una manera diferente, por eso hemos querido apoyar las medidas de la Consejería con otras acciones con las que buscamos un solo objetivo: garantizar la salud de nuestros niños”, ha explicado la alcaldesa, Yolanda Cuenca, destacando que, junto con su agenda escolar, este año, los alumnos recibirán también una mscarilla reutilizable y sujetamascarillas.

Un educador más en la Casita

En la Casita de Niños la principal novedad será la incorporación de un educador más a la plantilla para reducir aún más la ratio de alumnos por clase. En este sentido, el centro del primer ciclo de Educación Infantil contará con un protocolo personalizado que incluye pruebas PCR para los educadores, pero también para los trabajadores de consejería y limpieza.

Además, se ha equipado al centro con alfombrillas desinfectantes, mamparas, termómetros para medir la temperatura a la entrada de los pequeños al centro, lavavajillas o hidrogel, reforzándose también la limpieza de sus espacios. Barreras para frenar la propagación del virus que también se notarán en las entradas a la zona educativa del municipio, donde se han establecido áreas separadas por 1,5 metros para distinguir los flujos de entrada y de salida.

También te puede interesar