El Ayuntamiento de Perales de Tajuña ahorrará más del 60% en el consumo de luz gracias a la renovación de 625 puntos del alumbrado viario municipal por iluminación LED. Esta actuación de renovación para la mejora de la eficiencia energética de la Red de Alumbrado Público local ha supuesto una inversión de 46.291 euros a las arcas municipales, además de los 98.000 euros en subvenciones de la Comunidad.

Con la sustitución de las últimas 210 lámparas del alumbrado público, el Consistorio ha finalizado la renovación de la red de alumbrado que emprendió en el año 2013. Desde entonces, las antiguas lámparas VSAP de 70W/100W han dejado paso a lámparas Urban Led de 28W/40W y de alta intensidad Led de 30W que reducen el consumo energético notablemente y las emisiones de CO2 a la atmósfera. Además, reducirán la contaminación lumínica, adaptándose al Reglamento de eficiencia energética en instalaciones de alumbrado exterior.

“La implantación de la tecnología LED nos permitirá ahorrar un 63% de consumo, lo que no sólo se traduce en una factura eléctrica más baja, sino también en menor presión sobre los recursos naturales comprometidos en la generación de esa electricidad”, ha explicado la alcaldesa, Yolanda Cuenca.

Ahorro para las arcas municipales

Una “apuesta por el ahorro energético a lo largo de toda la legislatura” a la que se le suma una inversión de 8.700 euros en la sustitución de las pantallas de las luminarias, que presentaban un estado de deterioro debido al paso del tiempo, afectando a la calidad de la luz. La siguiente fase que acometerá el Ayuntamiento para seguir mejorando la red será la de completar determinadas zonas con déficit de iluminación, para mejorar la seguridad vecinal en horario nocturno.

“Es también nuestra pequeña contribución a la lucha contra el cambio climático, posibilitando la reducción de las emisiones de CO2”, ha explicado Cuenca, subrayando el “esfuerzo económico” que ha supuesto la renovación total del alumbrado, pero que se traduce en ahorro: pasando de un gasto de cerca de 40.000 euros en 2011 a 25.000 euros el pasado año. Una inversión municipal que se amortizará en tan sólo tres años.

“Esta inversión nos ayuda a conseguir un municipio más sostenible en un servicio tan importante como es el alumbrado público”, ha comentado la concejala de Mantenimiento, Marisol Bucero, recordando la labor de gestión del Ayuntamiento por reducir los costes de los servicios, mejorando incluso su calidad y apostando por la conservación del Medio Ambiente.

También te puede interesar