Esta misma mañana, los servicios judiciales tenían previsto realizar un desahucio en Rivas. Estaba convocada por la PAH una concentración para impedirlo, a la puerta de la vivienda (en la calle Mirador).
De momento el desahucio está suspendido y le ha dado un nuevo plazo de diez días a las personas que habitan la vivienda, para conseguir una solución habitacional que ya habían tramitado.

Mercedes tiene  antecedentes por violencia de género, pero fue en 2003; al prescribir el delito penal, se procedió en 2014 a la liquidación de bienes y le otorgaron al ex marido la vivienda. Él es el que ha ejecutado el desahucio.

Con Mercedes,  vive en acogida  una  inquilina con familia a su cargo, hija y nieta. Ya se le ha tramitado la solicitud de vivienda a la Agencia Social de la Vivienda. También tiene una hermana viviendo en Rivas. Pero ella ha dicho que “se estaba planteando buscar en Arganda, porque la vivienda es más barata que en Rivas”. Tiene un trabajo fijo e ingresos.

Según nos ha comunicado la concejala de Servicios Sociales, Dori Fernández, se ha puesto en contacto con ella para que se  pase por SS, ” Podemos  ayudarla en el asunto de su hija, informándola y orientándola” ha manifestado.

También te puede interesar