Parece que se corrobora que los contagios se producen principalmente en reuniones familiares o reuniones de grupo: amigos o lugares de ocio. No es frecuente que la gente se contagie si observa rigurosamente las medidas de seguridad: distancias, mascarillas, lavado de manos,… A no ser que después de frecuentar lugares públicos (transportes, u otros) nos llevemos las manos a la boca, fosas nasales, ojos, etc.

La Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid ha notificado hoy al Ministerio de Sanidad tres nuevos brotes de COVID-19 con 19 casos positivos, de los que dos han requerido ingreso hospitalario, y 364 contactos.

El primer brote, identificado en San Sebastián de los Reyes, está asociado a un evento social -una boda- y cuenta nueve casos positivos y 207 personas en seguimiento por ser contactos estrechos de las personas que han resultado con PCR positiva. El primer caso comenzó con síntomas al día siguiente de la celebración del evento, al que acudieron 200 invitados y fue asistido por 16 trabajadores.

El segundo brote se localiza en una institución socio-sanitaria ubicada en Madrid capital, y con cinco casos positivos, de los que dos han sido ingresado en hospitales. Todos los casos se han identificado en usuarios del centro y tan sólo dos de ellos han presentado síntomas. Por otro lado, 22 personas permanecen en seguimiento como contactos estrechos de los pacientes con infección.

El tercer brote se ha detectado igualmente en Madrid capital y en otra institución socio-sanitaria. En concreto, se han confirmado cinco casos positivos y 35 contactos. Tan sólo el caso índice presentaba síntomas de infección por COVID-19.

Hasta la fecha, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha notificado al Ministerio de Sanidad un total de 30 brotes por COVID-19 detectados en la región, de los que 19 permanecen activos, es decir, sujetos a la investigación epidemiológica hasta que se cierra transcurrido el período de transmisibilidad del virus tras la notificación del último caso.

El objetivo de la detección precoz es, una vez son confirmados los casos, transmitírselo a los técnicos de Salud Pública de manera inmediata, para que el seguimiento y control de los contactos sea inminente, determinando las medidas oportunas de control de los contactos, y evitar así la posible propagación y que dichos brotes sean de menor incidencia.

Desde la Comunidad de Madrid se recuerda a los ciudadanos la importancia de la responsabilidad individual en la adopción y control de las medidas higiénico-sanitarias para evitar la propagación de los contagios: La obligatoriedad del uso de la mascarilla, la frecuente limpieza e higiene de manos, bien con agua y jabón, o con gel hidroalcohólico; y la concienciación de que es una enfermedad que nos afecta a todos, independientemente del rango de edad.

También te puede interesar