Esta semana han sido instaladas tres nuevas marquesinas en paradas de autobuses con el objetivo de volver más cómoda, segura y accesible las esperas.

Se trata de paradas ubicadas en las avenidas de la Tierra, Ocho de Marzo y Pilar Miró, que dan servicio en las líneas 333, 331, la nocturna N301 y la línea urbana 1. La instalación de las marquesinas se ha llevado a cabo por el Consorcio Regional de Transportes, organismo responsable de las líneas públicas de autobús, una vez el propio Ayuntamiento de Rivas ha realizado la obra civil en las aceras (ensanchado o rebajes) para que se ubiquen las nuevas instalaciones.

La actuación se ha realizado como respuesta a las continuadas peticiones del Ayuntamiento de Rivas, que está dando traslado al Consorcio Regional de Transportes de las quejas y sugerencias que presentan usuarias y usuarios respecto al servicio. Estas mejoras, además, se enmarcan en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, cuya revisión fue aprobada en el año 2016, e incorpora esta y otras medidas de mejora del transporte público en autobús.

De esta forma, se complementa la reorganización de las líneas diurnas y nocturnas del municipio, puesta en marcha el pasado mes de diciembre en Rivas.

Asimismo, se prevé que en las próximas semanas se instalen otras nueve marquesinas en distintas paradas de autobús repartidas por toda la ciudad. Para decidir su ubicación se están teniendo en cuenta las aportaciones de ripenses, los datos de aforos y la proximidad a centros utilizados por infancia, mayores y otras personas con movilidad reducida.

También te puede interesar