La Comunidad de Madrid está trabajando con el objetivo de abrir en la capital, en los próximos días, una nueva instalación para acoger fallecidos por el coronavirus (COVID-19) y que se sumaría a la que ha entrado en funcionamiento esta semana en el Palacio de Hielo.

Al igual que ésta, se trata de una medida excepcional y temporal para así facilitar el trabajo a los servicios funerarios, mitigar el dolor de los familiares de las víctimas y la situación que se está registrando en los hospitales de la región.

El dispositivo está siendo preparado a través de la consejería de Interior, Justicia y Víctimas y su localización prevista en la Ciudad de la Justicia -Valdebebas-, concretamente en el edificio diseñado para ser la sede del Instituto Anatómico Forense de Madrid, recinto que contaría con todas las garantías para la función encomendada en su apertura.

La Comunidad de Madrid, a través de la Consejería, trabaja para habilitar los espacios que permitan acoger alrededor de 200 cadáveres en cámaras de conservación y locales con los que cuenta el edificio. Durante estos últimos días se están llevando a cabo trabajos de acondicionamiento y para garantizar el suministro eléctrico en las instalaciones.

También te puede interesar