Este curso que iniciamos ahora con la vuelta al cole, finalizará con un importante acontecimiento ripense: el 23 de julio de 2019 celebraremos el 60 aniversario de nuestro pueblo Rivas Vaciamadrid. Un buen momento para, más allá de las celebraciones que se realicen, adentrarnos en nuestra propia historia porque la ciudad que hoy es Rivas no se entendería sin conocer sus orígenes.

Rivas tiene un patrimonio histórico, cultural y natural por descubrir, como plasmó con mucho tiento y generosidad nuestro vecino y cronista municipal Agustín Sánchez Millán, fallecido en noviembre de 2016, en ‘Rivas Vaciamadrid, mi pueblo’. Una lectura muy recomendable para conocer el pasado ripense desde el siglo XVI con Felipe II hasta recién entrado el siglo XXI. Agustín llevó a cabo el ingente trabajo de recopilar para nosotros y nosotras la historia, desde la cercanía, de nuestra ciudad. En su recuerdo y agradecimiento por el gran legado que nos dejó para continuar su trabajo, Rivas convoca los Premios Agustín Sánchez Millán. En esta segunda convocatoria, que finaliza el próximo 31 de octubre, homenajeamos a nuestro querido vecino desde la Cultura, con poesía y pintura sobre el callejero ripense, centrado en la identidad de las mujeres que dan nombre a nuestras plazas, avenidas, calles y bulevares.

Y en esa búsqueda de nuestra identidad, de nuestro pasado más reciente, hemos dado un paso más en la defensa de nuestro patrimonio histórico y cultural y en la divulgación pública de su memoria como ciudad. Este verano, a finales de julio, se ha puesto en marcha un proyecto de intervención arqueológica, conservación y puesta en valor de restos patrimoniales que va  a gestionar el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Vamos  trabajar en la investigación, documentación y recuperación de restos arqueológicos en cuatro áreas: la zona de trincheras de la Laguna del Campillo, el entorno del Pinar del Campillo, los tres fortines junto al puente ferroviario de la Poveda y la zona del Soto de Juntas, uno de los epicentros de la Batalla del Jarama en nuestro término municipal. Además, se procederá a su señalización y al impulso de materiales divulgativos y actividades que permitan dar a conocer a todos los vecinos y vecinas y a quienes les interese el valor de este conjunto patrimonial.

La Rivas de hoy es su pasado, su patrimonio, su paraje natural y también el resultado de un proyecto colectivo. Porque nuestra ciudad no se entendería sin su gente y sus luchas sociales. Este curso político  lo comenzamos con energías renovadas para seguir  avanzando en los retos de futuro que tiene nuestra ciudad y seguir reivindicando nuestros derechos: un servicio de Metro de calidad, el enlace a la M50 o un nuevo instituto público en el barrio Centro, por poner algunos ejemplos. Los mismos derechos que merecemos los y las ripenses para continuar siendo la ciudad en la que nos