Rivas Puede quiere mostrar su solidaridad con el agente de la policía local que ha sido expedientado por el envío el pasado 13 de marzo de un correo electrónico a toda la plantilla municipal quejándose de la gestión por parte del Ayuntamiento de los recursos de protección referidos al Covid, y en el que a su vez, indicaba que no iba a prohibir a sus subordinados que usaran la mascarilla como jefatura exigía.
 
Consideramos que la propuesta de sanción por parte del jefe de policía como instructor del expediente disciplinario de 3 años y 4 meses sin empleo y sueldo por el envío y contenido del citado escrito, no es proporcional a los hechos de los que se le acusa. Así lo expresa también la Junta de Personal del Ayuntamiento en un comunicado firmado por las cinco secciones Sindicales que la forman.
 
Desde aquí, interpelamos al Partido Socialista para que a través de su concejala de Seguridad ciudadana y Movilidad, doña María Luisa Pérez, medie en este asunto y sea abordado con la coherencia debida, correspondiente a una administración que protege a sus trabajadores, y no permita al Sr. Concejal de Organización y Función Pública que legitime estas situaciones de desagravio e injusticia a trabajadores como la presente.
 
Para evitar cualquier duda sobre el procedimiento sancionador, aunque la ley permite la resolución de expedientes disciplinarios al Concejal de Organización y Función Pública, esperamos que don José Manuel Castro no sea quien determine la sanción si no otra persona a la que la ley otorgue esa capacidad, ya que podría existir un conflicto de intereses.
 
Recordemos que Don José Manuel Castro, actual concejal de Organización y Función Pública además concejal de Hacienda y Patrimonio, hace unos años, siendo edil de IU, fue detenido por una patrulla de la policía de Rivas por circular sin carné, ya que lo tenía retirado por conducir ebrio según sentencia firme de agosto de 2012 y que publica la prensa.
Comunicación de Rivas Puede