Porque ¿qué es lo que gana Sánchez, el PSOE o la sociedad en general para decidir la inmediata convocatoria de elecciones? Sí ya sé, no ha conseguido sacar los Presupuestos Generales a delante, pero ¿eso es impedimento absoluto para seguir gobernando? Pues no, el gobierno socialista podría haber agotado la legislatura prorrogando los presupuestos actuales y  gestionando a base de decretos ley. Si esto hubiera ocurrido, muchas de las reformas contenidas en los nuevos presupuestos podrían haber salido adelante (salario mínimo, pensiones, dependencia, eutanasia, permisos de paternidad, la reforma energética, reforma laboral, etc.).

No es este el momento más propicio políticamente para emprender una campaña electoral, los plazos son muy cortos, se está desarrollando el macro-juicio del Procés, que de beneficiar a alguien será a la derecha y a los independentistas, precisamente los que han votado en contra de los Presupuestos Generales. Si el Gobierno hubiera sido capaz de sacar en los próximos meses, unas cuantas de las medidas más populares propuestas en los Presupuestos, su posicionamiento con respecto a la complacencia de los votantes, hubiera sido mucho más favorable.

Quizás el problema es que también lo sería, mucho más favorable, para su socio Podemos que ha dejado bien claro que ‘las medidas más izquierdistas contempladas en los Presupuestos Generales, han sido conquistas obtenidas por Podemos a los socialistas.

Es probable que ese sea el problema, para algunos sectores del Partido Socialista, esos que aún controlan ‘las vacas sagradas del PSOE’, a los que llaman ‘barones’ y que mejor deberían llamar ‘sanguijuelas’ porque no han dejado de chupar desde que pusieron un pie en la política y que partiendo de nada hoy sus fortunas son inmensas. Pues esos que representan a su vez a los grandes oligopolios y bloques financieros nacionales y trasnacionales, son los que han vetado la continuidad de un posible gobierno sostenido por Podemos y apoyado por los partidos catalanes y vascos. En caso de que las reformas importantes que implicaba se llevaran a cabo, pondrían en peligro algunos de sus intereses económicos.

Es curioso que esos ‘barones’ que deberían estar más que enterrados (políticamente) y que lo único que hacen es desprestigiar al PSOE, han salido todos al unísono para vetar e influir en la opinión de los militantes de ese partido (y de la sociedad) para impedir que se aprobaran los Presupuestos, curiosamente con los mismos argumentos de la derecha y de la ultraderecha: la unidad de España, el relator,… Me estoy refiriendo a Felipe González, Alfonso Guerra, Lambán, E. García-Paje, G. Fernández Vara, etc.

El acuerdo estaba casi ultimado. El asunto del ‘relator’ (mil veces utilizado en negociaciones) no puede justificar la caída de un gobierno y las consecuencias que eso nos va a traer, incluso que después de las elecciones quien acabe gobernando sea ‘la hidra trifálica’. Solo es entendible esta situación, sí fuera que Sánchez y su Gobierno han recibido muchas presiones de ‘los barones’ y sus representados (las eléctricas, la empresas tecnológicas, los bancos,…, la UE, etc.) para impedir la continuidad de este gobierno y la aplicación de todas las medidas contempladas en los Presupuestos  (PGE). Pero ¿a qué fían ellos el futuro? Ahí está ‘la clave de bóveda’, nunca han aceptado el acuerdo de Sánchez con Podemos, su obsesión siempre ha sido romperlo y ésta es la forma que han encontrado. Para ellos, ni las personas, ni el bienestar social, ni la opinión de la gente,…, les ha importado un bledo, solo sus intereses y el de sus representados.

Su objetivo final es un gobierno entre el PSOE y Ciudadanos. Las elecciones, estoy seguro que confirmarán mis peores temores…

JuanM del Castillo