El desalojo a Mariano Rajoy de la Moncloa y el Partido Popular fuera del Gobierno central abren una nueva etapa en nuestro país y también en nuestra ciudad. El nuevo Gobierno de Pedro Sánchez ya está en marcha y el enlace con la M50 sigue siendo un clamor ciudadano en Rivas. El socialista José Ábalos Meco es el nuevo Ministro de Fomento y, sin tiempo que perder, le he escrito una carta para darle la enhorabuena y pedirle una reunión para resolver la conexión de esta circunvalación con nuestra ciudad.

El acceso a la M50 no es el capricho de nadie. Es una demanda histórica que, desde hace casi dos décadas, cuenta con un amplio consenso político y vecinal en nuestra ciudad. El acceso directo a la M50 no sólo es la alternativa más eficiente para evitar el colapso de la A3 y garantizar una infraestructura para el desarrollo económico en la zona norte de Rivas, sino que es clave para el desarrollo del eje del Sureste madrileño  -como también han subrayado los sindicatos y el tejido empresarial dentro del Pacto Local por el Empleo-. No solo resuelve un grave problema sino que ofrece una solución de futuro para esta zona, una de las más olvidadas de la región y del Estado.

Rivas y su ciudadanía esperamos tener una buena interlocución con el señor Ábalos, ya que nuestras gestiones con el anterior ministro, Iñigo de la Serna, fueron infructuosas por su inacción para dar respuesta a una demanda justa y necesaria para nuestra ciudad, a pesar de un largo ciclo de movilizaciones ciudadanas y actuaciones políticas e institucionales. De hecho, hace unas semanas PP y Ciudadanos tumbaron, una vez más, la posibilidad de incluir una partida en los Presupuestos Generales del Estado para 2018, votando en contra de las enmiendas en esta materia presentadas en el debate presupuestario por los grupos parlamentarios del PSOE y Unidos Podemos -que en los próximos días serán también debatidas en el Senado- y obviando el mandato de esa misma cámara a través de la Proposición No de Ley aprobada -en septiembre de 2017- en la Comisión de Fomento en la que se instaba al Gobierno central, como administración competente en esta materia, a impulsar el proyecto de conexión de nuestra ciudad con la M50. Por ello, las fuerzas progresistas ripenses (PSOE, Rivas Puede y Somos Rivas), junto a la Plataforma Ciudadana de Rivas, pedimos amparo al Parlamento Europeo a través de la Comisión de Peticiones.

En todo este tiempo, desde el Ayuntamiento hemos hecho todos los deberes a nivel técnico-administrativo, contando incluso con la colaboración de la Comunidad de Madrid y el Presidente autonómico Ángel Garrido que en su discurso de investidura anunció que pediría este enlace a Fomento. Por eso, con el nuevo gobierno se abre una nueva oportunidad para alcanzar un punto de encuentro que impulse una propuesta ajustada a las necesidades de nuestra ciudad. Es cuestión de voluntad política: en los últimos diez años el Ministerio de Fomento, a través de la Dirección General de Carreteras y también para el transporte ferroviario, ha presupuestado en la región más de mil millones de euros, de los que ni uno solo ha sido destinado al proyecto de la M50, que tendría un coste de 15 millones de euros. La realidad, los y las ripenses llevamos cerca de dos décadas reclamando una salida a la M50, mientras 17 municipios de la región cuentan desde hace años con este enlace.