¡Atención compañera, vecina, amiga de Rivas!
Hoy nuestra ciudad amanece con mensajes vomitivos en las marquesinas de autobús. No queremos esos anuncios en nuestra ciudad, son misóginos y atacan a todas las mujeres.  Sabemos que es una iniciativa privada de Hazte Oir, que negocia con la empresa que gestiona las marquesinas y ¿quién se lleva el dinerito que generan estos anuncios? Nuestro querido trifachito de la Comunidad de Madrid, por medio del Consorcio de Transporte Regional.

Desde la Asamblea 8MRivas nos hemos comunicado con la concejalía de Feminismos de Rivas, para mostrar nuestro descontento, desconocían dichos anuncios y están ya con ello.

Pero mientras tanto desde la Asamblea 8MRivas, llamamos a la *#RevueltaFeminista y a la desobediencia*, animamos a todas las vecinas de Rivas a dar respuesta a esta vergüenza.
¿Y qué podemos hacer? Os proponemos varias ideas:

  • Podemos mandar quejas, mensajes, sugerencias a: Hazte Oir, a la empresa que gestiona las marquesinas o al propio Consorcio de Transporte.
  • Podemos colapsar el WhatsApp 663700989 denunciando el adoctrinamiento que sufrimos por su parte, en las escuelas, todo aquello de la familia única, del amor romántico…
  • Podemos guardar su número y dárselo al pesado de la discoteca cuando te lo quieres quitar de encima…
  •  Podemos redecorar las marquesinas…

    Como veis, hay muchas posibilidades! Solo hay que ser creativas!
    *#NoAlPinParental*

Este es el comunicado lanzado por un colectivo de mujeres de Rivas, en las redes sociales.

Pero hay otros comentarios también de gente de izquierdas:

Tienen derecho a expresarse como lo tenemos todos. Es un tema complicado. ¿Cuándo nos empapelan encima de los nuestros, qué pensamos?


Pero hay que pararles. No queremos un Rivas con tanto fascista… Es demasiado peligroso. Pero insisto en mis dudas en cuanto a cómo contrarrestarlo.

Pues la verdad es que sí es un tema que da para reflexionar. Yo creo que no hay que tener tolerancia con el intolerante, pero es verdad que ser intolerante o no es un juicio y ellos también podrían hacerlo de nosotras…

El tema es que hablar de violencia de género, igualdad, etc. No es algo que deba considerarse como política, es una cuestión de derechos humanos, recogido también en la constitución. Como hablar de sexualidad, es una cuestión de desarrollar con las chicas y chicos, las habilidades y conocimientos necesarios para el futuro…

Aquellos que quieren educar a sus hijos a la medida de sus padres, tendrán que irse a un cole privado (que también tendría que garantizas los derechos de esos menores). Lo público, no pueden limitarlo y empobrecerlo con sus estrecheces y raquitismos. Y eso sí que creo que no debemos tolerarlo.