Imagina un campo de personas refugiadas donde caben 3.000 personas y viven 5 veces más. Se incendia -todavía no sabemos cómo-. Y todas tienen que salir huyendo del fuego. Familias enteras se quedan varadas en medio de la carretera porque no tienen donde ir ni pueden salir de la isla.
Esto fue lo que ocurrió el pasado miércoles en el mayor campamento de refugiados de Grecia. Más de 12.000 hombres, mujeres y niños se encuentran ahora sin hogar y necesitan urgentemente asistencia humanitaria, mientras que 37 personas con covid-19 confirmado están desaparecidas.

El equipo de Médicos del Mundo en la zona, compuesto por 22 miembros del personal médico y del proyecto y una unidad médica móvil, está ayudando en los esfuerzos para identificar a las posibles víctimas y evaluar las necesidades de las personas desplazadas por el incendio. Trabajamos también para identificar posibles casos de covid-19 entre la población.
Hemos enviado un cargamento de material médico de emergencia (tiendas de campaña, sacos de dormir, equipo de protección covid-19, kits de higiene y material informativo), medicamentos y consumibles médicos (jeringas, gasas y antisépticos) que llegó el sábado a la isla de Lesbos. También una segunda unidad móvil, que está distribuyendo kits de protección contra el virus a las afueras del nuevo campo provisional en Kara Tepe, donde la gente todavía está en la carretera.

El fuego que arrasó Moria la pasada semana no es el primero. Sus instalaciones han sido parcialmente quemadas repetidamente, demostrando las carencias y la falta de medidas eficaces de seguridad y protección. Sin medidas de acogida y asilo coherentes, esas tragedias seguirán ocurriendo, lo que confirma de la peor manera la ineficacia de las políticas de disuasión aplicadas.
Desde Médicos del Mundo hacemos, una vez más, un llamamiento al Estado, a las organizaciones internacionales, a la sociedad civil y a la ciudadanía para que salvaguarden los derechos humanos de las personas forzadas a migrar.

Quienes migran y buscan refugio son, ante todo, seres humanos.
Gracias por apoyar nuestro trabajo.

También te puede interesar